Aquí más evidencias de las visitas clandestinas de Bill Clinton a la isla privada del pedófilo Epstein

El expresidente estadounidense, Bill Clinton, visitó la isla privada del pedófilo suicida Jeffrey Epstein, acompañado con dos muchachas, según revelan cientos de documentos liberados.

La magistrada Loretta Preska, encargada del caso en Nueva York, decidió hacer públicos los papeles que demuestran abusos perpetrados por Epstein y sus cómplices.

En esos archivos se revela que Clinton voló en una ocasión con dos mujeres a la ya rebautizada como la «isla de las orgías» del pedófilo, el centro de operaciones de la red de tráfico sexual del Caribe.

El pedófilo suicida Jeffrey Epstein y el expresidente Bill Clinton

Bill Clinton-Epstein

Los documentos refieren a Virginia Giuffre, una de las víctimas de Jeffrey Epstein, quien lo declaró cuando fue interrogada. Su testimonio aparece en los documentos legales revelados este jueves a última hora.

Giuffre recordaba los comentarios de Epstein sobre que el exmandatario le debía favores, aunque nunca le especificó.

También la víctima de Epstein confirma que en una ocasión Clinton estuvo allí con Ghislaine Maxwell, la madama de Epstein quien está en prisión a la espera de que se celebre el juicio en su contra. Por el momento se ha declarado inocente de todos los cargos.

«Ghislaine, Emmy (otra chica que supuestamente era una habitual en la casa de Epstein), y había dos chicas jóvenes que pude identificar. De todos modos, nunca las conocí bien. Solo eran dos chicas de Nueva York», dijo citada por ABC.

Según Giuffre, vio a Clinton «caminar hacia la oscuridad con dos chicas guapas en cada brazo».

Uso continuo del “Lolita Express”

Por otra parte, los documentos también refieren al uso continuo de Clinton del avión privado del pedófilo Epstein, el “Lolita Express”.

En los listados aparece el nombre del expresidente en varias ocasiones y acompañado por lo que aparece escrito como «mujeres».

El expresidente es conocido por sus apetencias sexuales, en 1998 se hizo pública la relación sexual que sostuvo Clinton de 49 años con la empleada de la Casa Blanca Mónica Lewinsky de 22. En ese tiempo, se conocieron detalles de este caso, como los momentos en los que practicaban sexo oral en la oficina oval.

En marzo de este año Clinton  justificó que tuvo sexo oral con Monica Lewinsky “para manejar la ansiedad” que le producía su cargo como presidente de EE.UU.

El escándalo Clinton-Lewinsky es también conocido como «Monicagate»,​ Lewinskygate»,​ «Tailgate»,​ «Sexgate» y «Zippergate».

SI/VTactual

Cobra fuerza tesis del asesinato de Jeffrey Epstein

Artículos relacionados