#VTalpasado Ayacucho: la batalla que expulsó al imperio español

El único Ejército que ha cruzado sus fronteras para dar libertad a otros pueblos es el Ejército Libertador, que una vez consolidada la independencia de Venezuela y Nueva Granada, salió a perseguir al Imperio Español hasta borrar sus dominios en Suramérica. La batalla decisiva para concretar esta gesta, fue la batalla de Ayacuho, de la cual se cumplen 194 años este 9 de diciembre.

Al mando del libertador Simón Bolívar, el comandante de aquella heroica batalla fue el Gran Mariscal Antonio José de Sucre, que al mando de unos 8 mil hombres enfrentaron al virrey español José de la Serna, quien comandaba 9 mil 300 hombres que conformaban el último gran regimiento del imperio europeo en tierras americanas.

Escena de la Batalla de Ayacucho plasmada por el pintor venezolano Martín Tovar y Tovar

La batalla se desarrolló en la Pampa de Quinua en Ayacucho, el 8 de diciembre de 1824. El genio de Bolívar y Sucre para alzarse con la victoria definitiva en tierras peruanas, sorteó los ataques mortales de la artillería española y los propios intentos de ruptura que desde lo interno tuvo el Ejército Libertador. Con esta victoria se erradicó el último virreinato español.

La rendición

Tras una batalla de más de cuatro horas de duración, las tropas libertadoras perdieron unos 700 hombres, mientras que los realistas perdieron casi 2000 y otros 3000 quedaron prisioneros. Los españoles llamaron traidores a quienes capitularon y acusaron que la derrota ya estaba pactada de antemano por tratarse de un trato entre masones, que de ellos habían en los dos bandos.

Óleo del pintor peruano Daniel Hernández que refleja el momento de la capitulación de la Batalla de Ayacucho

Sin embargo, la confrontación fue limpia y militarmente impecable. Con ella el Ejército Libertador, que se sirvió del genio de Simón Bolívar y la osadía del Mariscal Sucre, trazaron el destino de un continente entero. «¡Soldados!, de los esfuerzos de hoy depende la suerte de América del Sur; otro día de gloria va a coronar vuestra admirable constancia. ¡Soldados!: ¡Viva el Libertador! ¡Viva Bolívar, Salvador del Perú!.», dijo el Gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre, antes de iniciar la batalla.

El Alto Perú

Tras la victoria en Ayacucho, se abrió el camino para darle la libertad también al Ato Perú, que ya había dado inicio a su propio movimiento independentista. Consciente de ello, el libertador Simón Bolívar instruyó al general Sucre la intervención en el asunto para que éste pacificara la región y diera finalmente la libertad a los territorios del Alto Perú, que no se sumaron a la recién liberada nación, pero tampoco a las de Río de la Plata y proclamaron su independencia.

En agradecimiento con sus libertadores, el congreso del Alto Perú decidió que el nuevo país se llamaría República de Bolívar, y tendría al Libertador como su presidente. Bolívar agradeció el gesto, pero declinó la oferta y designó al mariscal Antonio José de Sucre en el cargo. Así, el primer presidente de Bolivia fue un venezolano.

RB/VTactual.com

ONU expone retrato de la violencia en Colombia

Artículos relacionados