7 acciones de presidentes que pasarán a la historia del ridículo en materia de Covid-19

La pandemia por el nuevo Coronavirus ha dejado en evidencia el lado oscuro de muchos gobiernos, y de sus mandatarios. Restricciones, prioridades innecesarias, falta de atención médica han sido alguna de las acciones que han dejado en evidencia la falta de interés de algunas Jefaturas sobre sus países, en especial de aquellos que van de la mano con el capitalismo y la burocracia.

Vt Actual te lleva a conocer las 7 acciones de los presidentes que han quedado en ridículo, al no saber manejar la pandemia del Covid-19.

7- Nayib Bukele buscando protagonismo

El presidente de El Salvador, comenzó el trato de la pandemia en su país buscando de ser el protagonista o el redentor de los contagiados, para ello criticó las medidas aplicadas por Ecuador. Sin embargo, sus críticas quedaron en ridículo cuando su gobierno fue acusado por los salvadoreños de cometer abusos policiales durante la pandemia.

6- Lenín Moreno negó las cifras del Covid-19

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, fue acusado de negar las cifras de fallecidos por Covid-19. El 2 de abril admitió en un mensaje a los ecuatorianos en cadena nacional que “se quedaban cortos” ante la cantidad y los registros oficiales de infectados y muertos por Coronavirus, y ordenó decir la verdad sobre las cifras reales, aunque sean “dolorosas”. Un día antes de admitirlo el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, expresó: “Nadie en este país está ocultando las cifras”. Para la fecha ya habían de 2.500 a 3.500 fallecidos.

5- Enmanuel Macron desestimó la cloroquina

El presidente de Francia dudó de la eficacia de la cloroquina, medicamento aplicado para tratar la Covid-19, tanto ha sido su duda que realizó una visita sorpresa al doctor Didier Raoult, uno de los apóstoles del medicamento y aún así en el país se sigue aplicando el tratamiento luego de que el sistema de salud comprobara su eficacia para tratar los síntomas del virus.

4-Mario Abdo no sabe como atender a su gente

El presidente de Paraguay, Mario Abdo, aseguró que no hay atención personalizada ni privilegios para los afectados por el virus en su país, tras la intensión de regreso de más de 3 mil ciudadanos. El gobernante manifestó en una conferencia de prensa que no hay posibilidades de albergar a tanta gente que había decidido irse, además que eso implicaría el paso por la frontera y un gasto público.

Posterior a estas declaraciones el jefe de Estado causó polémica en el país, pues apuntó que solo pueden recibir a 1900 personas debido a la falta de albergues, de logística y de recursos.

3-Jair Bolsonaro: Lo peor ya pasó

El 8 de mayo el presidente de Brasil Jair Bolsonaro, aseguró que lo peor de la pandemia en ese país, ya había pasado. Desde que Bolsonaro emitió el comentario se han registrado más de 20.000 nuevos casos de Covid-19 y 610 muertes el jueves, casi la cifra más alta en un período de 24 horas, según el Ministerio de Salud brasileño.

El mandatario a desestimado la gravedad del virus que afecta el mundo, afirmando que los efectos de las medidas preventivas, como las cuarentenas y los bloqueos,podrían tener un impacto peor en la economía.

2- Iván Duque y la vacuna ficticia

El presidente de Colombia, Iván Duque, no le ha dado importancia a los más de 12,272 personas contagiadas desde que comenzó la cuarentena en 31 ciudades de ese país. Ante los altos casos de infectados aseguró a mediados de abril que Colombia tendría la vacuna para el virus en los próximos meses. Sin embargo, ante el rechazó de los científicos, el ministro de Ciencia, Pedro Duque, reconoció que la información había sido «mal explicada» por Duque.

El mandatario neogranadino rechazó a principios de abril dos máquinas para la detección del virus que iba a ser donada por Venezuela, pese a tener un alto brote de contagio. Esta acción fue criticada por los colombianos quienes lo tildaron de «inhumano».

1- Donald Trump y el desinfectante

El huésped de la Casa Blanca, ha sido el centro de la burla a nivel mundial, luego de asegurar que inyectar desinfectante a los enfermos de coronavirus era la cura perfecta para el virus. No es la primera vez que #DonaldTrump sorprende con sus «brillantes» ideas. No obstante, esta vez quedó en evidencia la poca importancia que da a los estadounidenses. Además explicó que la luz solar pudiera ser otro tratamiento médico para el Covid-19.

«Suponiendo que le diéramos al cuerpo un inmensa -ya sea una luz muy potente o que sea ultravioleta», planteó el mandatario. «Supongamos que se aplique la luz dentro del cuerpo, lo que se puede hacer por la piel o por otras formas», expresó. 

 

Narkys Blanco/VTactual

#VTanálisis Trump, Obama y Bill Gates en un reality show: «¿Quién quiere ser millonario?»

 

 

Artículos relacionados