Trump la prohíbe y Microsoft la desea: ¿Qué pasará con TikTok?

«En cuanto a TikTok, la prohibiremos en Estados Unidos», declaró un airado Donald Trump a bordo del Air Force One el pasado 31 de julio. Posteriormente indicó que no apoya la posibilidad de la compra de esta red social por una empresa estadounidense haciendo una velada referencia a las conversaciones adelantadas entre Microsoft y ByteDance.

La “versión oficial” sobre esta medida se basa en las sospechas de que es utilizada por los servicios de inteligencia de China. No obstante, esta amenaza surge cuarenta días después del “fiasco en Tulsa”. Trump había reanudado su campaña por la reelección y cientos de usuarios de la aplicación reservaron entradas para no utilizarlas. El resultado: un recinto semivacío.

¿Seguridad de Estado o guerra comercial?

TikTok es la aplicación china más popular en Occidente, con 1.500 millones de descargas. Su dueño, ByteDance Inc., la startup más grande del mundo, tiene una valoración de 75.000 millones de dólares según CB Insights.

Recientemente el Ejército y la Marina de Estados la calificaron como “ciberamenaza” y prohibieron su uso en los teléfonos de trabajo. Si bien no ofrecen detalles sobre los peligros detectados en esta plataforma, fundamentan su desconfianza en las supuestas relaciones de ByteDance con el Gobierno de China.

Sin embargo, todo se reduce a la Guerra Comercial entre la administración de Trump y el país asiático. Según estadísticas de la firma de investigaciones DataReportal, de las diez redes sociales más utilizadas en el mundo, Facebook ocupa el primer lugar con cuatro de ellas —Facebook, WhatsApp, Facebook Messenger e Instagram— con más de 2.300 millones de usuarios activos al mes. YouTube, de Google, es el número dos, y los otros cinco son chinos.

El rápido crecimiento de TikTok es perturbador para los estadounidenses: en febrero de 2019, alcanzó 1.000 millones de descargas en el ámbito mundial. Instagram logró esa misma cantidad en 2018, ocho años después de comenzar a operar.

A esto le podemos sumar que los 800 millones de usuarios activos mensualmente en TikTok dejan atrás a los 330 millones de Twitter y a los 294 millones de Snapchat. Además, su poder de seducción trascendió al público joven y cada vez son más los adultos que la utilizan que abarcan desde amas de casa, profesionales, y artistas consagrados hasta Jefes de Estado.

Río revuelto ganancia de pescadores

Eso lo saben muy bien tanto Trump como Bill Gates. TikTok es una excelente inversión y las constantes amenazas respecto a su prohibición en los EE.UU. ejercen una interesante presión sobre su actual propietaria. Después de la intransigencia original, la Casa Blanca “ablandó” su posición. La plataforma de videos permanecerá dentro de la unión si es adquirida por una empresa estadounidense.

Este domingo Microsoft oficializó su intención de comprar TikTok a ByteDance. La compañía publicó comunicado en el que explica algunos detalles acerca de esta adquisición y cómo buscan proceder para realizarla. De hecho, ambas empresas notificaron al Comité de Inversión Extranjera EE.UU. la intención de realizar la compra.

Según explica el documento, el CEO de Microsoft conversó con Donald Trump acerca de esta compra debido a las diferentes preocupaciones de privacidad del gobierno. En consecuencia, Microsoft dice comprometerse a ofrecer una revisión de seguridad de la plataforma  —si se cierra el negocio — para aclarar las inquietudes sobre las supuestas filtraciones de información para el gobierno chino.

La fecha límite para cerrar el trato es el próximo 15 de septiembre. La empresa de Bill Gates manifestó que durante este tiempo esperan poder llegar a un acuerdo con el «visto bueno» del gobierno de estadounidense.

Trump Microsoft TikTok
La posible compra de TikTok por parte de Microsoft puede llegar a convertirse en la más costosa adquisición de una empresa realizada por el gigante tecnológico estadounidense

Tres TikTok al mismo tiempo

La compra se limitaría al servicio que ofrece TikTok a cuatro países de habla inglesa: Australia, Canadá, Estados Unidos y Nueva Zelanda. En ellos, el servicio funcionaría bajo el paraguas de Microsoft como máximo propietario, con la posibilidad de que otros inversores menores      —estadounidenses — participen también.

De hacerse realidad esta adquisición tendríamos la coexistencia de tres TikTok diferentes. Por un lado el TikTok de ByteDance Douyin que opera en China. Por otro el TikTok de ByteDance que actualmente opera fuera del Gigante Asiático y, finalmente, el TikTok de Microsoft.

¿Habría algún cambio en el servicio?

De acuerdo con Microsoft «esta nueva estructura se basaría en la experiencia que los usuarios de TikTok adoran actualmente». El cambio estaría en el apartado de la seguridad y privacidad. La idea es almacenar los datos de los usuarios de estos países en servidores fuera de China y sin acceso por parte de ByteDance.

Ahora la gran incógnita reside en que si los usuarios del servicio de TikTok de Microsoft podrán o no interactuar con los usuarios de la plataforma de ByteDance. Por ejemplo, actualmente los usuarios de TikTok en China están completamente separados de los usuarios de Tik Tok del resto del mundo ¿Podrá un usuario de Argentina interactuar con otro de EE.UU.?

Enza García Margarit/VTactual.com

#LoÚltimo TikTok: el nuevo blanco de #DonaldTrump

Artículos relacionados