Brasil: Corrupción judicial desequilibra fines políticos

Inevitable. El escándalo de corrupción judicial le ha estallado en la cara al gobierno de Jair Bolsonaro, cuyo ministro de Justicia, Sergio Moro, está implicado en la denuncia que lo compromete en la manipulación de la causa contra el ex presidente Luiz Inacio Lula Da Silva. La información, publicada este fin de semana, sigue dando de qué hablar justo cuando los implicados declararon en su defensa ante medios de comunicación.

El ex juez Moro, y los fiscales que actuaron contra Lula, intentaron desacreditar la denuncia publicada por The Intercept Brasil, en las cuales se divulgaban conversaciones vía Telegram sobre manipulaciones del caso Lava Jato. El medio sostiene que los mensajes contienen información que compromete la imparcialidad de las investigaciones, y que directamente implican a Moro con orientaciones que dio a los fiscales para cambiar el enfoque y el ritmo de las investigaciones contra el ex presiente.

El ministro de Justicia de Bolsonaro, Sergio Moro, cuestionó al medio The Intercept por no divulgar la identidad de las fuentes que lo implican en la manipulación de la investigación contra el ex presidente Lula.

El ministro de Justicia de Bolsonaro, se pronunció sobre el tema durante un acto celebrado en Brasila, en el cual refirió que sus actuaciones han estado apegadas a derecho y que los fiscales actuaron adecuadamente durante los años de investigación del caso Lava Jato. Moro dejo ver su preocupación sobre la posibilidad de que los mensajes hayan sido sacados de contexto o hayan sido manipulados.

Solo el comienzo

Ante la reacción del ministro Moro y de algunos de los fiscales señalados en la investigación del portal web The Intercept Brasil, la redacción del medio señaló que este es sólo el inicio de un “enorme tesoro” que contiene verdaderas joyas en forma de mensajes de la plataforma tecnológica Telegram, en los cuales hay fuertes evidencias que comprometen a Moro y los fiscales con la manipulación de datos de la investigación contra Lula.

Tras conocer la contundencia de la evidencia presentada, Moro criticó al medio de comunicación por no revelar la identidad de “la persona responsable de la invasión criminal a los celulares de los fiscales”.

RB

Artículos relacionados