#VTactualEfeméride El Correo del Orinoco: un ejemplo de periodismo en tiempos de independencia

Habían transcurrido siete años de guerra. Entre victoria y derrotas, la suerte del territorio venezolano se disputaba entre el poder de los grupos en conflicto. La incertidumbre reinaba entre los pobladores y para muchos, las fuerzas realistas se encontraban en posición de superioridad frente al bando republicano.

Ante los efectos devastadores del fuego y el sable, un arma más poderosa transitaba como un elemento eficaz contra la causa patriota. El control ideológico producto de la manipulación y la mentira, se impuso como medio discursivo que moldeaba la conciencia y generaba realidades ficticias.

Frente a ello y tras la verdadera realidad que se avizoraba por los alcance patriotas obtenidos en la campaña de liberación de la Provincia de Guayana en 1817, era necesario asumir un principio moral insoslayable: la verdad como único recurso para combatir la mentira.

El proyecto político para refundar la República era un hecho y el libertador Simón Bolívar, consciente del papel fundamental y movilizador de la prensa como medio efectivo para dar la batalla en el terreno de las ideas, funda el 27 de junio de 1818, el Correo del Orinoco.

Angostura: epicentro de política comunicacional

Tras la liberación definitiva de Guayana en agosto de 1817, la República finalmente asentaba bases sólidas para su refundación. En Angostura, se conforma un escenario ideal para que Bolívar comenzara a dar rienda suelta a su proyecto político continental.

Entre sus acciones, tuvo la imperiosa necesidad de contar con una imprenta. Por tal motivo, a los pocos días de su llegada a Guayana, Bolívar dirige el 1 de septiembre de 1817, una solicitud a Fernando Peñalver diciendo lo siguiente: “Por ahora solo necesitamos de los objetos que he pedido a V. antes, porque sin ellos estamos perdiendo el tiempo que es lo más precioso en estas circunstancias (…) Sobre todo mándeme V. de un modo u otro la imprenta que es tan útil como los pertrechos…”.

Imprenta usada para imprimir el Correo del Orinoco

Bolívar sabía muy bien el valor político de la imprenta y su accionar dentro de la batalla de las ideas.  Pero esta batalla solo se daría si el uso de la imprenta era el correcto. Por ello, configuraría la creación del Correo del Orinoco, como medio idóneo para difundir y comunicar toda la batería informativa de la República que se erigía desde las tierras de Angostura.

En este sentido, el Correo del Orinoco contó con distinguidas figuras de las esferas política, militar y civil como por ejemplo, Francisco Antonio Zea, Juan Germán Roscio, Manuel Palacio Fajardo, José Rafael Revenga y el propio Bolívar, quienes le brindaron al periódico sus pensamientos y escritos.

“Somos libres, escribimos en un país libre”

Indispensable era mostrar las finalidades de esta publicación periódica. En su primera edición, el Correo del Orinoco dejará claro ante sus lectores, su objetivo editorial: “…Somos libres, escribimos en un país libre, y no nos proponemos engañar al público…”

Su premisa fundamental surge como medio para contrarrestar y desmentir las operaciones discursivas que desde la Gaceta de Caracas se difundían a toda la población. De esta manera, la información veraz y oportuna serán los elementos que tejieron el estilo de su narrativa comunicacional.

“La artillería del pensamiento” fue la clave para combatir con el enemigo. No eran las armas los únicos medios para luchar contra el imperio español. Los argumentos fueron esenciales. Por ello, en reiteradas ocasiones se apeló a la publicación de las noticias de la propia Gaceta para desmontar y demostrar las mentiras y tergiversaciones de la visión realista.

Facsimilar de la primera página del Correo del Orinoco, publicado el 27 de junio de 1818

Como voz oficial, autorizada y constituida, el Correo del Orinoco se presentó ante el mundo como un órgano informativo moralizador y de consolidación de una conciencia libre, mostrando desde su primer número, que la República no estaba perdida.

En esta realidad, la información presentada a lo largo de los 133 números que circularon entre 1818 y 1822, estuvo sujeta a prioridades concretas: Mostrar los triunfos que fortalecían la posición de los patriotas en el territorio, informar sobre la lucha continental y de unidad que se estaba desarrollando en la América y dar a conocer los actos legislativos y administrativos de la República.

Correo del Orinoco: ejemplo de periodismo

Es innegable la importancia que tuvo la circulación del Correo del Orinoco durante el proceso de independencia suramericano, pues nació en el calor de la guerra para cumplir un rol comunicativo necesario, ante la ausencia de información y sobre todo, su impronta radica en la forma de asumir el compromiso de hablar con la verdad.

No solo transcendió las fronteras del territorio, ya que, circuló por toda la región y en diferentes idiomas (inglés, francés y español), sino que ha sido ejemplo permanente del verdadero periodismo en el pasado y el presente. Por tal motivo, en 1964, el periodista Guillermo García Ponce propuso la fecha del 27 de junio como la fecha idónea para conmemorar anualmente el día del periodista en Venezuela.

Simón Sánchez/VTactual.com

#VTactualEfeméride La batalla de Carabobo: un referente histórico de la nacionalidad venezolana

Artículos relacionados