Home Uncategorized Contundente derrota a otro periódico impreso por la SIP

Contundente derrota a otro periódico impreso por la SIP

0

El Tribunal 3° en lo Civil de Caracas, Venezuela, declaró con lugar la demanda interpuesta por Diosdado Cabello, primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, contra el diario impreso El Nacional.

Por tal razón, el histórico periódico deberá pagarle al dirigente político mil millones de bolívares.

Cabello demandó por daños morales a los medios La Patilla (informativo digital), Tal Cual (semanario digital) y El Nacional, en Agosto de 2015, por publicar un reportaje original del diario español ABC donde aseguran que es un narcotraficante.

 

El Nacional trató de detener la demanda alegando “fraude procesal”. Pero el Tribunal desestimó la acción.

 

Cabello ha denunciado los constantes abusos de estos medios impresos en repetidas oportunidades.

El monto que el diario deberá pagarle a Cabello, debe ser actualizado en “experticia complementaria” que realizará un perito, según se lee en la sentencia.

Sobre el tema, Pedro Carreño, presidente de la Comisión del Poder Público de la Asamblea Nacional Constituyente venezolana, comentó que la sentencia ayudará a que la derecha no criminalice a los ciudadanos.

Cabe destacar que recientemente la Comisión de Telecomunicaciones de Venezuela (CONATEL) inició un procedimiento administrativo sancionatorio al El Nacional Web, por el incumplimiento del artículo 27 de la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos, al difundir mensajes que desconocen a las autoridades legítimamente constituidas y además incitan el odio.

SIP condena “el ataque”

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), criticó la acción de la justicia venezolana y la catalogó como una medida contra “la libertad de expresión”.

Este grupo, que aglutina a los dueños de más de 300 empresas de comunicación en el continente -no la integran periodistas, ni otros trabajadores de la prensa-, enfila con larga data, su poder de penetración mediática contra los gobiernos de izquierda y a favor de los intereses económicos y políticos de sus asociados.

De hecho, durante la reunión del organismo en Caracas, se celebró un Encuentro Latinoamericano contra el Terrorismo Mediático, donde periodistas de todo el continente, denunciaron la complicidad de los dueños de esta prensa comercial con las políticas estadounidenses de injerencia en América Latina.

Históricamente, los críticos de este cartel informativo, se han preguntado qué tipo de control democrático existe entre los miembros que integran la Sociedad Interamericana de Prensa o por qué nunca invitan sus asambleas a los miembros de la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP).

“La SIP defiende a las empresas y no representa ninguna libertad de expresión. Es como si las empresas que construyen carreteras hablasen de la falta de libertad de movimiento porque están impedidas de construir una carretera en la Amazonía. No, la libertad de movimiento es diferente de la construir carreteras”, dice el reconocido periodista español, Pascual Serrano.

ER

Salir de la versión móvil