¡Casco central de Caracas asaltado por el Joropo!

¡Casco central de Caracas asaltado por el Joropo!

¡Niños corriendo, saltando, sonriendo, aves cantando y volando en parques y plazas! Los fines de semana para las familias caraqueñas no son sólo para de compras cotidianas o para llevar el sustento diario a sus hogares.

Siempre hay tiempo y se buscan los espacios para un paseo familiar, el esparcimiento, hacer un alto en la rutina del día y detenerse a disfrutar, por ejemplo, de la buena música y del talento urbano, callejero y popular que tanto hay en estas tierras de Bolívar.

Quienes transitan por las adyacencias del Bulevar de Sabana Grande y han sido atraídos por el ritmo del joropo venezolano, acompañado de las notas musicales del violín y las marcas al compás de El Pajarillo, vals, merengue o cualquier otro popurrí, saben de lo que se trata.

Las hermanas Fiallo, Aracelys María y Verónica Alejandra, se han hecho un nombre aparte ya como un dueto que derrocha alegría, belleza, carisma, simpatía y virtuosismo de sobra, gracias a su pasión y entrega por la música… por lo nuestro.

¿Alguien quiere o puede pensar en caos, destrucción, disturbios, guerra, muerte o terrorismo como solución a las vicisitudes del país luego escuchar el Alma Llanera y ver a los niños cantar y bailar de esa manera?

Así es el Alma y la esencia de Venezuela…

LM

Artículos relacionados