Fascismo gobierna Río de Janeiro

/ Foto: Estadao

“El delincuente con fusil debe ser abatido”, señala Wilson Witzel, nuevo gobernador de Río de Janeiro, quien era un juez prácticamente desconocido hasta que se presentó candidato a en las pasadas elecciones, y se montó en la ola del “bolsonarismo” repitiendo esas palabras durante las 10 semanas que duró la campaña.

Carioca fascista cree correcto matar al delincuente
El bolsonarista y nuevo gobernador de Río cree que la policía hará lo correcto: “Matar al delincuente”/ Foto: Medios

El domingo pasado, el mismo día en que el también proclive a la violencia Jair Bolsonaro se erigía como presidente de la República, declararon vencedor a Witzel con 60% de los votos. Las dos victorias están ligadas: recibió el apoyo de uno de los hijos del #DonaldTrump tropical, el senador Flavio.

Y ahora, que hereda un Estado en bancarrota, roído por la corrupción y la violencia, debe demostrar hasta qué punto está dispuesto a aplicar la mano dura que prometió y que tanto le acerca al ultraderechista presidente electo.

Estado extremadamente violento

Río resulta hoy uno de los Estados más violentos de Brasil. De hecho, en 2017, se registraron 6 mil 749 muertes según el Foro de Seguridad Pública. Por ello se convierte en una especie de laboratorio para las ideas más autoritarias de Bolsonaro.

Tanto Witzel como las guerras entre los grupos mafiosos de las favelas y las fuerzas del orden, que intentan frenar la sangría a balazos, ofrecen la excusa perfecta para testar la filosofía del nuevo presidente: “El policía que no mata no es policía”. El Ejército también recibió el control de la seguridad del Estado a mediados de febrero: exactamente lo que Bolsonaro ha dado a entender que querría para todo el país.

Así, el juez Witzel sostiene que la única solución posible a tanta violencia es más violencia. “A un malhechor con un fusil lo frena otro fusil. No sirve de nada pedirle que lo deje en el suelo, porque va a disparar. El policía que fuera cuestionado, le va a defender la fiscalía”, anunció la semana pasada en un encuentro con las fuerzas de seguridad.

El jueves, ya como gobernador electo, le insistió al diario Estadão: “Lo correcto es matar al delincuente. Y la policía va a hacer lo correcto. Apuntar a la cabeza y ¡fuego!”.

FF

Bolsonaro comienza por Palestina

Artículos relacionados