InicioDestacada7 formas de adormecer con el #AmericanDream

7 formas de adormecer con el #AmericanDream

El “American Way of Life”, también conocido como el “American Dream” o “Sueño Americano”, es una de las propagandas mejores elaboradas para vender neveras a los esquimales. El aparato de publicidad que acompaña al mensaje que guía a la cultura estadounidense, no sólo capta la atención de su cliente interno, sino que entusiasma a los extranjeros a vivir en tierras norteamericanas un “sueño hecho realidad”.

Lo que pocos revelan de ese sueño es la “pesadilla” que significa para los propios estadounidenses competir en una sociedad cada vez más sectaria, excluyente y que mantiene adormecida a la que una vez fue una de las sociedades más aguerridas del mundo. VTactual hace un repaso por 7 de los principales elementos que sirven para adormecer a una sociedad con un sueño que no es tal cosa.

7. Salud

El sistema de salud de Estados Unidos es público, pero no gratuito. Para quienes les parece extraña esa definición, son los contribuyentes los que sostienen uno de los sistemas sanitarios más costosos del mundo. A diferencia de la mayoría de las naciones europeas y algunas latinoamericanas como Venezuela, Cuba, Nicaragua o Bolivia, la estadounidense no atiende a ningún paciente que no tenga seguro. Las aproximaciones que hizo Barack Obama a un sistema más justo con el «Obama care”, fueron insuficientes y sólo beneficiaron a unos 20 millones de personas. Los estadounidenses pagan 8.745 dólares al año en servicios médicos y sanitarios

6. Educación

En Estados Unidos existen dos modelos educativos: el público y el privado. En el público el Estado invierte pírricas cantidades de dinero que hacen que ese sistema sea ineficiente e insuficiente. El sistema privado es inalcanzable para el 80% de la población y se dedican a formar a líderes empresariales para mantener el orden social del país. Quienes más sufren son los afrodescendientes y los latinos, población en permanente crecimiento que en el sistema educativo norteamericano tienen cuatro veces menores posibilidades de permanencia que los blancos, según estudio del Departamento de Educación de 2014.

5. Vivienda

Como otros tantos derechos sociales en EEUU, el de la vivienda es letra muerta. En ese país existen marcadas diferencias en el acceso a la vivienda de acuerdo a la posición social, la etnia y el grupo etario al que se pertenezca. En EEUU hay más de 4 millones de personas que viven en las calles por no poder pagar una casa o un alquiler. Otros 14 millones de personas viven en riesgo de no poder cubrir los gastos de su vivienda y correr la suerte del grupo anterior. Los gastos del hogar, sobre todo para las personas de menores recursos, alcanzan el 50% del salario. Estos datos fueron recabados por el movimiento Campaña de los Pobres por los Derechos Humanos Económicos en Estados Unidos.

4. Democracia

La democracia es una de las banderas que más levanta Estados Unidos para vender su imagen en el mundo. Pero puertas adentro la cosa no queda tan clara. Como dato curioso, en la Constitución de ese país, con todo y sus enmiendas, la palabra “democracia” no aparece ni una sola vez. La participación política en Estados Unidos está limitada por los grandes grupos de poder, una sociedad autonombrada Corporated Class, que se encarga de elegir a los que serán elegidos en comicios de segundo grado por un grupo selecto de electores. En política no se deja nada a la suerte, y mucho menos en manos de la voluntad del pueblo.

3. Libertad

Es el espítitu de la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos. También es el poder que invocan sus tropas cada vez que invaden un país por la causa que sea. En apariencia su sociedad es libre, pero una gran cantidad de leyes, decretos y órdenes ejecutivas, los restringen. Estados Unidos castiga la diversidad racial, religiosa y de género, abriendo la brecha ya existente en su sociedad con leyes que se convierten en punitivas de acuerdo con el sujeto de sanción. Los afrodescendientes que constituyen el 12% de la población del país, ofrecen al sistema penitenciario el 40% de los reclusos. Los latinos tienen otro 25%.

2. Derechos Humanos

«Es el colmo de la hipocresía que el gobierno estadounidense emita un informe que condena los abusos de derechos humanos en otros países, en momentos en que está violando estos mismos estándares en casa y en el exterior«, opina Ajamu Baraka, Director Ejecutivo de la Red de Derechos Humanos de EE.UU.

1. Igualdad y oportunidad

Esta oferta va de la mano con el sueño de la abundancia y el consumismo. Pinta el retrato de que una sociedad con igualdad tiene acceso a las oportunidades de ser rico, tener, vivienda, salud, educación, derechos humanos y ciudadanos. También se deja acompañar del sueño de la moda, donde todo es efímero y banal. Los mismos preceptos de sexo, raza, religión y condición social, son los que priman a la hora de brindar acceso a esa igualdad y oportunidad, por lo que de la misma forma el derecho queda reservado para unos pocos.

Randolph Borges/VTactual.com

El «sueño americano» restringido para inmigrantes

LEE Más

spot_img