TPS, la doble cara del gobierno de EEUU

TPS, la doble cara del gobierno de EEUU

El programa de Estatus de Protección Temporal (TPS) instaurado en EEUU en 1990 parece crear cada vez más controversias en inmigrantes con permisos de estadía y de trabajo legal. Desde su creación hasta la actualidad, de 22 países se han suscrito a esta medida y 12 han salido de la lista por razones distintas.

Países como Guinea, Kuwait, Moserrat, Sierra Leona, Kosovo, Angola, Burundi, Líbano, Bosnia Herzegovina, Guinea Bissau, han salido del TPS, y tal parece que Nicaragua, El Salvador, Haití y Sudán están cerca de acompañarlos.

Migrantes en EEUU defienden el programa de Estatus de Protección Temporal (TPS)

El presidente #DonaldTrump había avisado a finales de 2017 que los nacionales de estos últimos 4 países debían “preparar su salida” del país, y sugirió a los gobiernos receptores ajustar el “regreso y reintegración de sus ciudadanos”. Sin embargo este miércoles, un juez de California emitió una orden preliminar que bloquea la decisión por causar “daños irreparables y grandes dificultades”.

Inicialmente el TPS se creó como condición migratoria especial para conceder permisos de estadía y de trabajo legal a personas de países afectados por conflictos o desastres naturales, sin embargo al pasar de los años los huéspedes de turno de la Casa Blanca, han señalado que las condiciones originales en algunas naciones ya no existen y que por ello debe quitarse la “condición especial”.

El gobierno de #DonaldTrump se ha visto marcado por medidas que buscan la expulsión masiva de migrantes en EEUU

Actualmente Somalia, Nepal y Honduras, son algunos de los países que gozan de este beneficio, pero la realidad es que con la política antiimigratoria que ha desato #DonaldTrump se desconoce hasta cuando estarán en la lista del TPS.

Quienes gozan de esta condición migratoria especial no se les entrega algún tipo de estatus permanente ni tampoco aspiraciones a ello, sin embargo se les da la libertad de transitar legalmente, ya que no pueden ser detenido por el Departamento de Seguridad Nacional ni por el Servicio de Migración y Control de Aduanas (ICE).

NA

La deportación como deporte de caza para Trump

Artículos relacionados