Santiago Maldonado no fue disparado ni golpeado

Siguen apareciendo elementos que se suman al rompecabezas que ha significado el caso de la extraña desaparición del joven activista argentino, Santiago Maldonado, que presuntamente implica a la Gendarmería de la nación suramericana y al gobierno de Mauricio Macri.

«Se pudo determinar que no hubo lesiones en el cuerpo. Todos los peritos estuvieron de acuerdo en concluir sobre esto», sentenció el juez del caso, Gustavo Lleral. Pues la autopsia reveló un dato clave: el cuerpo no tiene síntomas de violencia, ni disparos ni golpes.

El día de ayer la familia Maldonado había reconocido el cadáver a través de los tatuajes del joven que vivía en El Bolsón de la Patagonia. «Estamos convencidos de que es Santiago», sentenció el hermano, Sergio Maldonado.

«Esto no elimina la posibilidad de que el responsable sea el gobierno argentino a través de la Gendarmería, por lo que seguiremos investigando para saber la verdad y se haga justicia», continúo en su declaración el hermano de la víctima.

Apenas el cadáver fue encontrado, la familia estaba convencida de que Maldonado fue colocado en el río luego de estar muerto, porque esa zona ya había sido inspeccionada por los equipos de búsqueda.

Por otro lado, el juez responsable aclaró que la causa de la muerte no se conocerá de forma definitiva hasta dentro de dos semanas.

Artículos relacionados