Rousseff pide a la Corte Suprema de Brasil ser restituida como presidenta constitucional

La presidenta electa de Brasil, Dilma Rousseff, pidió la Corte Suprema que se anule el juicio político que la separó de su cargo, en plena crisis del Gobierno de facto que manda en la nación amazónica.

«El país está experimentando actualmente una crisis política e institucional aguda de una escala tan grande como nunca antes se había visto. Cada día hay más pruebas de que el actual presidente de la República, no elegido por nadie, no es apto para el mandato», afirmó Rousseff.

La defensa de Rousseff presentó una solicitud de reconsideración orden judicial de anulación del juicio político, de manera que pueda ser restituida a la Presidencia.

Los abogados presentaron en septiembre de 2016, días después de que el Congreso la destituyera por supuestas irregularidades fiscales, un recurso en el Supremo. La solicitud había sido hecha para Teori Zavascki, quien falleció en enero pasado.

Manifestantes heridos de gravedad están estables

La Secretaría de Salud del Distrito Federal en Brasilia informó que tres manifestantes que resultaron heridos durante la protesta contra el presidente de facto Michel Temer permanecen hospitalizados, pero están estables.
La Secretaría informó en un comunicado que el hombre que recibió varios disparos en la mandíbula y que continúa sedado y respirando con ayuda de aparatos tiene una condición estable.

Ante las duras críticas hacia esta acción, el Ejecutivo retiró 1.500 militares que custodiaban las calles.

En tanto, el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) rechazó este miércoles discutir la crisis política en Brasil, tras el escándalo de corrupción en el que está envuelto el mandatario de facto Michel Temer, lo que ha desatado protestas en su contra.

Con información de Telesur

Artículos relacionados