Julian Assange, el árbol caído

Atraviesa 50 semanas de prisión en Reino Unido (lo que muchos especialistas y expertos legales han considerado exagerado), enfrenta una posible extradición a EEUU y ahora Suecia pide su arresto por un cargo que había sido desestimado.

Se trata del periodista y fundador de Wikileaks, Julian Assange, quien podría ser deportado ahora a Suecia para ser juzgado por su presunta responsabilidad en un caso de agresión sexual reabierto por la Fiscalía del país europeo el pasado 13 de mayo.

«He pedido a la corte de Uppsala (norte de Estocolmo) que detenga a Assange en ausencia, sospechoso de violación en grado menor por causa probable. Si el tribunal decide detenerlo, enviaré una orden de arresto europea para que sea entregado a Suecia», ha señalado en un comunicado la fiscal superior adjunta, Eva-Marie Persson.

Este caso podría originar un conflicto por existir otra orden de extradición sobre el mismo acusado, solicitada por otro país. La Fiscalía sueca ha detallado que la decisión que tome la justicia del Reino Unido respecto a este proceso tendrá que ver con el orden de prioridades que se determine en el análisis del mismo.

Assange, tendrá que cumplir al menos 25 semanas de su condena en una prisión de máxima seguridad, antes de ser liberado. Si su extradición a EEUU es aprobada y le encuentran culpable por los cargos que pesan en su contra, el activista podría afrontar incluso la pena de muerte.

De acuerdo con la Fiscalía, la reapertura del caso del fundador de Wikileaks en Suecia obedece al cambio en su situación. Las autoridades suecas han insistido en que el cierre se debió a la imposibilidad de hacer avanzar la causa y no a la falta de pruebas, además de que los tribunales suecos han concluido en varias ocasiones que las sospechas contra él son verosímiles. Sin embargo, tres de los delitos por los que Assange ha sido investigado en Suecia han prescrito y el de violación lo hará en agosto de 2020.

El activista australiano fue arrestado el 11 de abril de 2019 por agentes británicos en la Embajada de Ecuador en Londres –donde se había refugiado en 2012 para evitar la extradición a Suecia—, al serle retirado el asilo diplomático por el Gobierno de Lenín Moreno.

ARG

Artículos relacionados