A Merkel se le complica el panorama cada vez más

BERLIN, GERMANY – JUNE 18: German Chancellor and leader of the German Christian Democrats (CDU) Angela Merkel speaks to the media following two days of talks amongst the CDU leadership at CDU headquarters on June 18, 2018 in Berlin, Germany. Merkel has been locked a fued with German Interior Minister and head of the Bavarian sister party to the CDU, the Bavarian Christian Democras (CSU), Horst Seehofer over asylum and migration policy. (Photo by Sean Gallup/Getty Images)

Un golpe político recibió la canciller Angela Merkel, al perder a su principal aliado en el grupo parlamentario democristiano (CDU y CSU de Baviera), luego que fuera electo  Ralph Brinkhaus como nuevo presidente de su grupo parlamentario.

Después de 13 años en el puesto Volker Kauder, uno de los colaboradores más estrechos de  Merkel, fue derrotado sorpresivamente por 125 votos contra 112.

Esta elección es vista en Alemania como un castigo al cuarto periodo de Merkel en el gobierno por las crisis relacionadas con el ultimátum de los aliados bávaros para que la canciller endureciera su política migratoria, y la polémica en torno al jefe del espionaje interior por minimizar ataques xenófobos.

Ralph Brinkhaus es proclive a negociar con partidos de extrema derecha.

Tras conocerse los resultados la canciller ofreció unas declaraciones en las que aceptó la derrota e indicó que «era el momento de la democracia«.

La aparición de Ralph Brinkhaus como nuevo presidente del grupo parlamentario representa «el comienzo del fin de la era Merkel», destacó, Heiner Bremer, un conocido analista político.

NP

Francia mantiene su dudosa política migratoria

Artículos relacionados