Gobierno de facto de Bolivia arremete nuevamente contra Evo Morales

La Fiscalía General de facto de Bolivia imputó este lunes formalmente al expresidente de ese país, Evo Morales, por supuestos delitos de «terrorismo» y «financiamiento al terrorismo», en el marco del llamado «caso audio».

La imputación ya es de conocimiento del juez de control de garantías constitucionales, a quien le solicitaron la detención del exmandatario.

Evo Morales fue acusado por un supuesto audio del 14 de noviembre de 2019, en el que supuestamente conversa con el dirigente cocalero Faustino Yucra, para cercar las ciudades y dejarlas sin alimentos.

«El resultado de la pericia en audiología forense relacionada al audio Morales-Yucra, que se solicitó al Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) del Ministerio Público de Colombia, tiene como resultado que las muestras tienen una alta probabilidad de identificación de la voz del señor Evo Morales Ayma», indica un comunicado de la Fiscalía.

Este domingo, el líder boliviano denunció en su cuenta en Twitter, el «uso abusivo de la justicia» por parte de la derecha de su país «con el fin de inhabilitar candidatos y proscribir» a su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS).

En los últimos meses, el candidato presidencial del MAS, Luis Arce, quien es favorito en los sondeos de cara a los comicios del 6 de septiembre, denunció un plan del Gobierno de facto, dirigido por Jeanine Áñez, para impedir su participación en las próximas elecciones generales.

NB/VTactual

Dictadura boliviana aplica nueva artimaña para bloquear a candidatos de Evo

Artículos relacionados