Temer le huye a proceso legal en su contra y brasileños exigen «elecciones ya»

El presidente Michel Temer anunció este sábado que pidió al Supremo Tribunal Federal (STF) suspender la investigación que se le sigue por obstruir la justicia, corrupción y asociación delictiva, y reiteró su intención de continuar gobernando Brasil.

En su segunda declaración tras revelarse una grabación hecha por el empresario Joesley Batista, en la cual el gobernante avala la compra del silencio del extitular de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, condenado a 15 años por la operación Lava Jato, Temer manifestó que la indagación fue abierta sin la debida y adecuada verificación.

Aludió a una información publicada por el diario Folha de Sao Paulo, según la cual un perito independiente contratado por ese diario indicó que la grabación fue editada, y dijo que la divulgación del audio fue un acto muy bien planificado con «objetivos nítidamente subterráneos».

El ocupante del Palacio de Planalto reconoció que el país vive días de incertidumbre como consecuencia de la grave crisis desencadenada por la delación del propietario del frigorífico JBS, a quien acusó de cometer «el crimen perfecto» y de especular con la moneda nacional.

Según el criterio de Temer, entre el audio difundido y las delaciones del empresario existen incoherencias. La grabación solo demuestra que Joesley Batista estaba insatisfecho con mi gobierno, valoró.

Lula propone elecciones directas

«Queremos que Temer salga ya, pero no queremos que un presidente sea electo indirectamente», dijo este sábado el líder de la izquierda en Brasil y candidato presidencial del Partido de los Trabajadores (PT), Luiz Inácio Lula da Silva, en un acto en San Bernardo do Campo, Sao Paulo.

Lula aseguró que el golpe parlamentario que destituyó a Dilma Rousseff en 2016 demostró haber sido «una mentira» y llevó al país a la crisis actual.

Por otra parte, la presidenta constitucional Dilma Rousseff reiteró que solo mediante elecciones directas inmediatas se podrá solucionar la grave crisis política que atraviesa el país.

«En la democracia la regla es clara: el poder emana del pueblo y en su nombre es ejercido; ninguna elección indirecta tendrá la legitimidad para sacar del país del abismo en el que fue sumergido, la única salida para la crisis son elecciones directas, ¡ya!», escribió Rousseff en Facebook.

En tanto, se recrudecen las manifestaciones para que el presidente de facto renuncie y se convoquen en lo inmediato elecciones directas.

BD
Con información de Prensa Latina y Telesur

Artículos relacionados