Autoridades venezolanas evitaron una tragedia en el sistema ferroviario

El reciente ataque frustrado a las instalaciones del Sistema Ferroviario de Valles del Tuy, deja en evidencia las ansias macabras de sectores de extrema derecha en Venezuela, que no apuestan por una salida democrática a las diferencias políticas que se vive en la nación.

A menos de dos meses de las esperadas Elecciones Presidenciales 2018, una contienda donde la oposición agrupada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no participará, han recrudecido los actos de sabotaje en todos los servicios públicos y privados del país, en especial el eléctrico y de transporte.

Este lunes el ministro del Poder Popular para el Transporte, Carlos Osorio, informó sobre el intento de sabotaje en el Sistema Ferroviario Nacional de los Valles del Tuy, estado Miranda, el cual fue frustrado por trabajadores del medio de transporte.

“Tres sujetos intentaron descarrilar un tren que conecta los tramos de Caracas con Cúa, colocando piedras y cabillas, en un acto totalmente irresponsable de la derecha fascista, además de terrorista, que no quieren paz sino quieren llevarle intranquilidad a nuestro pueblo”, precisó Osorio a través de un contacto telefónico con Venezolana de Televisión (VTV).

Tres sujetos intentaron descarrilar un tren que conecta los tramos de Caracas con Cúa, colocando piedras y cabillas.

Banda terrorista desmantelada

El pasado lunes el ministro para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol, anunció al país la captura de una agrupación delictiva denominada “Los Terrometros” que pretendían detonar dos artefactos explosivos dentro de las instalaciones de la estación Colegio de Ingenieros.

La intención de estas personas era generar caos y desasosiego en los usuarios del subterráneo capitalino, especialmente en las denominadas horas picos, cuando los ciudadanos se aglomeran en el sistema de transporte para regresar a sus casas, luego de la jornada de trabajo.

En días pasados dos bombas lacrimógenas fueron detonadas en dos estaciones neurálgicas del sistema, Plaza Venezuela (centro nodal del metro) y Petare, una estación ubicada en uno de los sectores populares más grandes de la ciudad.

Estas acciones claramente organizadas, buscan neurotizar los ánimos de los venezolanos quienes ya enfrentan una difícil situación económica, propiciada por el bloqueo financiero impuesto por Estados Unidos y Europa contra las transacciones de compra de alimentos y medicinas de la nación suramericana.

AMR

Artículos relacionados