Piel de cordero: el uniforme de Polar para el Mundial Rusia 2018

Medios venezolanos anunciaron que Empresas Polar adquirió los derechos de transmisión de 32 partidos del Mundial de fútbol Rusia 2018 y los cambió a cinco canales de televisión y tres emisoras radiales por publicidad gratis de sus marcas.

Los beneficiados son medios privados y públicos.

“La alianza estratégica implica que tendremos publicidad (gratis) de nuestras marcas”, declaró Carlos Martínez, gerente de Mercadeo Deportivo de Polar, a una revista local.

Los paquetes publicitarios para medios audiovisuales más económicos oscilan entre 4 y 18 mil millones de bolívares. Es decir, la empresa hubiese pagado cerca de 80 mil millones de bolívares.

Aunque la Polar no anunció el monto que pagó por los derechos que negoció a Televisa, la TV Pública argentina, por ejemplo, los compró en $8 millones de dólares.

Polar aprovecha su posición de dominio en el mercado venezolano para apoyar todas las acciones desestabilizadoras

¿Béisbol venezolano no pero mundial si?

Llama la atención -por decir lo menos- este tipo de “negocios” mientras que la empresa argumenta la falta de dólares para mantener los niveles de producción de sus artículos de consumo masivo y amenaza constantemente con el cierre de algunas de sus líneas industriales.

De hecho, en 2016 el propio Lorenzo Mendoza, se quejó por un préstamo de $35 millones de dólares al BBVA. “Este préstamo debe ser pagado en seis meses y la única manera de hacerlo es que el gobierno garantice el acceso a las divisas”, aseguró el multimillonario caraqueño.

Las redes sociales en Venezuela se dividieron a favor y en contra del anuncio. Los seguidores de la empresa y fanáticos del fútbol “agradecieron” la acción.

En cambio, los detractores de Polar aseguraron que se trata de una maniobra populista para mantener la falsa imagen de que se trata de una empresa “comprometida con el país”, mientras manipula la producción y distribución de alimentos que conforman la cesta básica.

Otros usuarios recordaron además, que esta empresa participó activamente en el sabotaje petrolero de 2002-2003, cuando se suspendió la temporada del deporte nacional: el béisbol.

Estudios demuestran que Empresas Polar manipula su oferta y distribución para impulsar el descontento en Venezuela

ER

Artículos relacionados