Medicina privada: ¿los más beneficiados del Coronavirus?

La atención de los pacientes con Coronavirus en Venezuela se delega entre el sistema público y privado. Hasta los momentos, el primero abarca la mayor parte de contagiados con 7818 de los ingresos en hospitales y Centro de Diagnóstico Integral (CDI) lo que representa el 98% de los casos. Mientras que el segundo, tiene únicamente 176 de los pacientes, es decir, el 2%.

Según la Ley Orgánica de Salud de 2019, Venezuela cuenta con más de mil clínicas privadas. En la actualidad solo una pequeña parte de la población tiene acceso a estos centros asistenciales debido a sus elevados costos.

Ante la llegada de la pandemia todas las clínicas fueron activadas en conjunto con el sistema de salud público. De hecho, las pruebas de diagnóstico para la detección del virus, Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR) son suministradas solo por el Gobierno de Venezuela a todo el sistema de salud.

Sin embargo, en las clínicas a la hora de la atención por casos de Coronavirus lo único gratuito es la prueba. La otra parte de la atención y los servicios son inaccesibles. Los precios de permanencia en estos establecimientos privados sobrepasan los 2 mil 500 dólares. 

Ante estos elevados montos, los venezolanos acuden a los 46 Hospitales Centinelas activados en el país. Además hay más de 300 Centros Diagnóstico Integral y más de 200 hoteles, lo cuales son habilitados progresivamente de acuerdo con los casos reportados.

Testimonios de la medicina privada en Venezuela

Aunque solo el 2% de la población venezolana con problemas de Covid-19  está hospitalizado en clínicas privadas, el precio de sus servicios sobrepasa la especulación.

Carolina Alayón, tuvo que enfrentarse este semana la muerte de su padre por causa del virus. Estaba recluido en el Hospital de Clínicas Caracas, uno de las más costosos de la capital venezolana. Tras cinco días internado y luego de haber cancelado 12 mil dólares falleció por no poder pagar 5 mil dólares extra.

«Para ingresarlo cancelamos mil dólares. La prueba fue gratis y dio positivo, ya tenía varios días sintiéndose mal. Al tercer día nos dijeron que debía conectarse al respirados artificial que tenía un costo adicional de cinco mil dólares», detalló Alayón.

La medicina privada es impagable en Clínicas Caracas
La medicina privada es impagable en Clínicas Caracas

Explicó que no contaban con el dinero, «diariamente teníamos que pagar 2 mil 500 dólares, un amigo que está fuera del país nos ayudaba, pero con el pago del respirador ya no podía ayudarnos«. Durante dos día siguió recibiendo atención de manera ligera, sin ser conectado al respirador, ni trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y al quinto día falleció.

Una vez que se presentó la muerte de su papá, fueron desalojados del lugar, claro, antes debieron cancelar  $1.000.000 como «pago de gastos por decesos». Carolina relató que 26 personas más estaban en el mismo al momento del fallecimiento de su padre.

La medicina privada no es sinónimo de atención

En Puerto La Cruz, una ciudad ubicada en el estado Anzoátegui en Venezuela se originó una situación similar. El papá de Oscar Guédez falleció porque su familia no pudo pagar el costo de ingreso al centro asistencial. La atención de emergencia pasó a segundo plano.

La medicina privada debe ser inspeccionada
La medicina privada debe ser inspeccionada

«Mi papá dio positivo hace dos semanas y estuvo en un hospital durante ese tiempo. Sin embargo conseguimos dinero para llevarlo a una clínica, pero no sabíamos que era tan costoso», manifestó.

La Clínica Santa Ana solicita $5.000 para el ingreso del paciente. En el caso de que requiera estar en la UCI, como era el caso del señor Guédez, el costo es de 7 mil dólares.

«Solo contábamos con 4 mil dólares, mientras tratábamos de llegar a un acuerdo con la clínica mi  papá falleció en la ambulancia. Nunca nos dejaron entrar», relató.

Medicina privada bajo la lupa

El excesivo cobro en el sistema de salud privado siempre ha sido denunciado en Venezuela. En las últimas semanas el Gobierno del país suramericano ha realizado un seguimiento a estas acusaciones.

El pasado 4 de agosto la alcaldesa del municipio Libertador en Caracas, Erika Farias, anunció que el Gobierno venezolano se reunió con representantes de las clínicas privadas. Informó que se suscribió un convenio para ampliar la capacidad de atención a pacientes con complicaciones por el Covid-19.

A finales del años 2019 autoridades de Venezuela sancionaron a 80 clínicas privadas en todo el país por el cobro de los servicios en divisa extranjera. Las multas era el equivalente del 20 y 40% de los ingresos netos anuales.

Estos centros de salud incurrieron presuntamente en delitos de especulación, condicionamiento y usura en el pago de servicios médicos. Este acción ilegal de condicionamiento es penado en Venezuela con multas entre 500 y 10.000 Unidades Tributarias, dependiendo de su gravedad.

NB/VTactual.com

Venezuela se acerca a los mil contagios diarios por Coronavirus

Artículos relacionados