Defensor del pueblo pide a la ANC prohibir constitucionalmente los delitos de odio

El informe del deceso de Orlando Figuera es espantoso, sostuvo este miércoles el defensor del Pueblo, Tareck William Saab.

Figuera murió, luego de días luchando por su vida, tras ser quemado y apuñalado en Altamira por manifestantes opositores violentos, por parecer chavista. Sin embargo, algunos sectores emprenden un asesinato moral: dicen que fue quemado por participar en una riña personal. William Saab rechazó estas matrices y pidió no minimizar un hecho como este, «porque entonces están justificando un crimen».

Por esta razón, pidió que una vez se instale la Asamblea Nacional Constituyente, se incluya en la Constitución la prohibición expresa de los delitos de odio.

No más niños como escudo

El alto funcionario también rechazó el uso de niños, niñas y adolescentes como escudo en las manifestaciones violentas de la oposición. Se preguntó las razones por las que la dirigencia opositora justifica la presencia de estos niños en este tipo de marchas y los encapuchados, pero no llevan a sus propios hijos, ni siquiera siendo adultos.

Recordó que este segmento de la población es sujeto de derechos que debe proteger el Estado, la comunidad y la familia, «su protección es prioridad absoluta», afirmó.

Lea también: Ministro de la Defensa: Los que hablan de «represión» en Venezuela son los que alientan la violencia

JS

 

 

Artículos relacionados