En Caracas miles salieron en defensa de Maduro

Luego del intento de magnicidio contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, miles de seguidores de la Revolución Bolivariana marcharon en Caracas para apoyar al mandatario y denunciar la violencia que algunos sectores pretenden instaurar en el país.

En el recorrido que va desde la Plaza Morelos hasta Miraflores –pleno centro de la capital venezolana- participaron movimientos sociales, políticos y militantes particulares.

El lema de la marcha es: “Ante el intento de magnicidio, los patriotas a las calles”.

El vicepresidente el Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, anuncio que el presidente Maduro ofrecerá nuevos detalles de las investigaciones del atentado.

Aunque no es común que el mandatario reciba todas las marchas que llegan a Miraflores, en esta oportunidad algunos mensajes en las redes sociales aseguran que respondió a las nuevas medidas de seguridad implementadas por la Casa Militar venezolana (escuadrón a cargo de la seguridad presidencial).

Vale recordar que durante el acto de festejo de los 81 años de fundación de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), dos drones explotaron muy cerca de la tarima donde se encontraba el primer mandatario nacional.

Por la explosión, siete personas sufrieron heridas aunque ninguna que pusiera en peligro la vida de las víctimas.

El Fiscal General de Venezuela, Tarek William Saab, resaltó que el intento de magnicidio también hubiese ocasionado una masacre ya que en el lugar se encontraban, además del alto mando militar y los máximos representantes de los poderes públicos, cientos de personas presenciando el desfile castrense.

Explicó que las autoridades ya identificaron todos los autores materiales del hecho y sus colaboradores inmediatos.

No es un dato menor que entre los responsables del atentado se encuentra un hombre que estuvo detenido en 2014 por participar en la violencia callejera conocida como “guarimbas”, que pretendía impulsar la renuncia del mandatario por desestabilización.

Según denunciaron las autoridades, el plan forma parte de una alianza entre los sectores más violentos de la derecha local y el gobierno colombiano de Juan Manuel Santos.

Opositores locales, extranjeros y las empresas de comunicación afines a la derecha, desestimaron el intento de magnicidio y especulan que se trató de un “autoatentado”.

https://twitter.com/OrlenysReport/status/1026513437785030658

ER

 

Artículos relacionados