Cómo reforzar el sistema inmunológico

Llevar una dieta sana y balanceada permite fortalecer el sistema inmunológico.

Mantener un estilo de vida saludable es esencial para un sistema inmunológico fuerte.

Ahora que el mundo se enfrenta a tiempos difíciles, es esencial mantenerse más sano y fuerte que nunca. Factores como el estrés, una dieta poco saludable y las reuniones sociales nos hacen más vulnerables a las enfermedades respiratorias, sin embargo, hay alimentos y vitaminas que pueden ayudar a fortalecer su salud general, y como resultado, el sistema inmunológico.

Según la Escuela de Medicina de Harvard, el sistema inmunológico requiere equilibrio y armonía. Los científicos todavía están aprendiendo sobre el sistema inmunológico, especialmente los efectos de la dieta, el ejercicio, la edad, el estrés psicológico y otros factores. Las recomendaciones generales incluyen no fumar, comer frutas y verduras, hacer ejercicio, dormir lo suficiente, lavarse las manos con frecuencia, tratar de minimizar el estrés y cocinar la carne adecuadamente.

Importancia de la nutrición

Es importante mencionar que a medida que envejecemos, «la capacidad de respuesta inmune se reduce, lo que a su vez contribuye a más infecciones y más cáncer». Hay pocos estudios sobre los efectos de la nutrición en el sistema inmunológico, sin embargo, una dieta saludable puede contribuir a una buena salud general y por lo tanto a un sistema inmunológico saludable.

sistema inmunologico
La dieta, el ejercicio, la edad y el estrés psicológico tienen su impacto en el sistema inmunológico.

Aunque las naranjas son ricas en vitamina C, no son los únicos alimentos que se deben consumir. Incluyen el pimiento rojo, el brócoli, el ajo, el jengibre, las espinacas, el yogur, las almendras, la cúrcuma, el té verde, la papaya, el kiwi, las aves de corral, las semillas de girasol y los mariscos.

Tres cuartas partes de las células que forman el sistema inmunológico se producen en la microbiota intestinal, por lo que es importante comer alimentos como el kéfir, el jocoque o el labneh, el yogur y los alimentos ricos en fibra. Si no comes suficientes frutas y verduras, puedes tomar vitaminas.

Otros alimentos, especias y hierbas altamente recomendados son la cúrcuma, la canela, el clavo, el cilantro y el jengibre, que son agentes antibacterianos e inflamatorios.

Artículos relacionados