¿Crisis o Momento de Grandes Oportunidades?

girl in a noisy place on a white background

Crisis, Caos y Conflicto, las tres C de la actualidad. Estamos viviendo tiempos diferentes, tiempos de cambio en los que muchos de nuestros sistemas, tanto económicos, políticos, educativos, de intereses y ritmo de vida en general se ven obligados a ser alterados.

Esto acompañado de un inmenso pensamiento colectivo de temor y de carencia que paraliza y obstruye nuestras vidas, dándonos un sentimiento de inestabilidad, inseguridad y grandes dudas, pero realmente ¿es tan crítica la situación? Nos hemos planteado a nivel individual la posibilidad de que sea este el momento de enfrentar cambios definitivos en nuestra rutina, economía, sistema de creencias y hasta en nuestras vidas sentimentales, tan solo ¿porque no tenían raíces firmes?

Nada en el Universo permanece estático, todo cambia, se transforma, muere y nace constantemente, renovándose así y permitiendo nuestra evolución, como individuos y como sociedad. El ser humano se resiste a los cambios, principalmente por temor a lo desconocido, por incertidumbre, por la falta de reconocimiento de sus propias posibilidades, en muchas ocasiones, opacadas por la falta de manejo en el merecimiento y la autoestima.

La mayoría de las veces nuestras preocupaciones son eso, PRE (Antes) OCUPACIONES (Acciones), es decir: temor antes de actuar; lo cual desgasta aún sin haber llegado al momento de enfrentar una situación, siendo esto igual a perder el valioso TIEMPO PRESENTE, por estar nuestra mente ALLÍ estando realmente AQUÍ.

El hecho de anticipar las cosas y dar por hecho (mayormente unidos al temor) nos bloquea las posibilidades. Incluso a nivel físico, altera nuestro organismo, creando lo que comúnmente llamamos estrés, la gran epidemia de los tiempos modernos, que sólo nace y muere en nuestras mentes, por causa de la preocupación.

Equivocadamente pensamos que a mayor preocupación, tendremos mayor asertividad, mayor seguridad y seremos más realistas, pero realmente lo que estamos logrando es anular la oportunidad que nos brinda constantemente el AQUÍ y el AHORA que es lo que realmente poseemos.

Nuestros pensamientos son nuestros más grandes enemigos, ante los cuales nos mostramos vulnerables e indefensos, sin darnos cuenta que ellos sólo son reflejos de nuestros temores.

Existe también un sistema de creencias que maneja de manera sutil nuestro actuar, por ejemplo, frases como: “Quien es honesto se gana la vida con el sudor de su frente”, entonces, quien hace lo que le gusta y aplica sus talentos de manera próspera, ganándose la vida sin sufrir un calvario, en un empleo que le desagrada ¿no es honesto?. Frases como esta, trabajan ancestralmente en nuestro subconsciente y crea una relación de RECHAZO y a la vez de NECESIDAD por el DINERO.

Es posible reprogramar nuestro sistema de creencias, es posible reconciliar con ese gran maestro que se llama dinero, es posible aprender por amor y no por dolor, es posible despertar nuestra conciencia sin necesidad de que nos sancionen por ello; sólo se requiere nuestra decisión.

Si empezáramos a suplantar frases como la anterior por: “El dinero es mi amigo y llega a mi con felicidad”, simplemente con esto, una parte de nuestro cerebro redireccionaría esa energía y empezaríamos a deshacer el temor, la carencia y la conciencia de pobreza, para empezar a abrir puertas a nuevas oportunidades.

Lamentablemente existen otras frases como: “La letra con sangre entra” o “Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde” y eso aplicado a nuestra relación con el aprendizaje de vida, en especial con nuestra economía, nos une a que sólo aprendemos a través del dolor, la pérdida y los golpes de la vida, olvidando siempre que hay una Ley de Acción y Reacción.

El cambiar esto depende sólo de ti. Si atraviesas una crisis recuerda que es una oportunidad para crear cambios, para practicar el desapego, para abrir nuevas puertas, para crear situaciones de raíces más firmes; de NINGUNA MANERA es el FIN, ni la RUINA de NADA.

“NO EXISTEN PAÍSES EN CRISIS; SI NO CIUDADANOS VIVIENDO EN TEMOR”.

Reconoce el poder que hay en ti para cambiar la actitud ante tus presentes circunstancias, para en lugar de anular tu creatividad por el miedo a lo que “podrías perder” (futuro), la despierte para abrir (presente) nuevas puertas que te permitan realizar tus metas más preciadas, para que aprendas sin dolor el desapego y aprecies las cosas que te rodean, las cuales puede, que por hacerse costumbre, ya no valores como se merecen. Para saber que la prosperidad es tu opción personal y que siempre tienes el derecho de vivirla. Recuerda que “próspero no es el que más tiene si no el que menos necesita”.

 LA VISUALIZACIÓN: APRENDIENDO EL LENGUAJE DE LA MENTE

«La imaginación es el principio de la creación. Imaginamos lo que queremos, creamos un profundo deseo por aquello que imaginamos y finalmente, creamos aquello que hemos deseado» George Bernard Shaw.

¿Qué tan importante es este poder? Albert Einstein aseguraba que la imaginación era más importante que el conocimiento. De hecho, refiriéndose a su propia vida profesional, decía: «muchas de las ideas que vinieron a mí y contribuyeron a mi formación científica, llegaron mientras me encontraba absorto en un mundo de imaginación y fantasía, no mientras utilizaba mi intelecto en la solución de algún problema».

¿Qué te parece si comienzas por practicar tu éxito mentalmente en lugar de sabotear tus posibilidades de triunfar, practicando tu fracaso?

Necesitamos tener metas fijas y objetivos claros antes de empezar. La gente exitosa piensa en sus objetivos la mayoría del tiempo. Como resultado de ello, están moviéndose continuamente hacia sus objetivos, y éstos se mueven hacia ellos. Cualquier cosa en que pienses la mayoría del tiempo, crece y se expande en tu vida. Piensa en tus objetivos y habla de ellos, y lograrás mucho más que la persona promedio que está pensando y hablando constantemente sobre sus preocupaciones cotidianas, sus problemas y sus carencias.

¿QUÉ TE PROPONEMOS?

Escribe en la parte superior de una hoja, la palabra «Objetivos», con la fecha de hoy. Después, haz una lista de diez objetivos que te gustaría alcanzar en los próximos doce meses. Pero no los escribas como algo que «quisieras lograr», o como algo que «esperas poder lograr algún día»; no incluyas en tu descripción de ellos ninguna palabra que exprese duda o incertidumbre. Escríbelos como si ya los hubieses logrado. Comienza cada objetivo con la palabra «Yo», para que sea personal.

La idea sobre la cual se fundamenta este principio es que todas las cosas en realidad son creadas dos veces. La creación física está precedida por una creación mental.

Tú puedes crear la realidad que desees experimentar. Puedes triunfar en cualquier área que te propongas, mientras que estés dispuesto a cambiar tu manera de pensar y desarrollar los hábitos y las habilidades requeridas. No importa que en el pasado no hayas tenido mayores éxitos.

Para cada deseo, meta, o sueño que quieras hacer realidad, busca una imagen que te permita visualizarte habiendo alcanzado ya dicho sueño.

Si deseas conseguir un nuevo coche o una casa, busca una fotografía de ellos, y si puedes estar tú en la fotografía, mucho mejor. Si tu sueño es viajar a cierto lugar del mundo, consigue imágenes de dicho lugar y ponlas en un sitio donde puedas verlas constantemente. Si tu meta es perder diez o quince kilos de peso para volver a tu peso ideal, busca una fotografía tuya cuando tenias ese peso, o toma una imagen del cuerpo que quieres tener y pon sobre ella una foto de tu cara. Haz todo aquello que se te ocurra para poder visualizarte en posesión de aquello que deseas lograr y alimenta tu mente con estas imágenes. Hazlo y te sorprenderán los resultados.

PENSANDO DE LA MANERA CORRECTA

«No es suficiente el poseer una buena mente, lo principal es saber usarla bien» René Descartes.

No es suficiente tener un deseo borroso de lo que anhelas, debes formar una imagen clara y definida de lo que quieres hacer, tener o ser. Cuando quieras imprimir tus deseos en la mente, debe ser por medio de una afirmación clara. Debes saber lo que quieres y ser específico. Nunca vas a triunfar o a echar a andar el poder creativo de tu mente enviando mensajes vagos o imprecisos.

Determina exactamente lo que quieres y mantén esta imagen en tu mente constantemente.

De nada sirve lo que pienses, proyectes y planees si no está acompañado por el propósito y la determinación de actuar.

Harmonee

Diana Carbajal Van De Kerkhof

Artículos relacionados