Te contamos cómo El 4 de Julio de Estados Unidos flota sobre un lago de sangre

A 241 años de su Independencia los Estados Unidos es el país que encabeza la lista de presidentes muertos en pleno mandato en el continente americano, el asesinato de Abraham Lincoln en 1865 abre la lista de una serie de mandatarios asesinados en circunstancias extrañas a que le sigue James A. Garfield, en 1881, William McKinley en 1901 y John F. Kennedy en 1963; otros tantos han logrado vivir para contarla luego de sufrir atentados contra sus vidas.

En su libro La otra historia de los Estados Unidos Howard Zinn afirma que “la Revolución Americana fue una operación genial y los Padres de la Patria se merecen el respetuoso tributo que han recibido a lo largo de los siglos. Crearon el sistema más efectivo de control nacional diseñado en la edad moderna y demostraron a las futuras generaciones de líderes las ventajas que surgen de la combinación del paternalismo y del autoritarismo”.

Es la nación en donde han sido asesinados más afrodescendientes luego de declararse la liberación de estos como esclavos en la mayor parte del mundo, incluyendo el último mandato de un presidente negro en donde las cifras de ciudadanos “de color” ajusticiados por los cuerpos policiales creció de manera sorpresiva. Es el país en donde han aparecido asesinados en extrañas circunstancias el mayor número de científicos y en el que más se han “suicidado” muchos de ellos sin causas aparentes.

EEUU es el país con más muertes por diferencias raciales a lo largo de su historia y el Estado más represor de protestas por la muerte de afrodescendientes

A pesar de que en su Declaración de Independencia se sostiene: “que los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre estos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”, son miles los líderes que han sido eliminados, torturados y privados de libertad por salirse del “camino correcto” o por defender los derechos de los demás ciudadanos nacidos en ese territorio. Tal es el caso de Leon Jordan líder del Movimiento por los Derechos Civiles en Misuri y uno de los políticos de raza negra más importantes de las décadas de los 50 y 60 en ese país quien fue asesinado con tres disparos.

Otros hombres como Malcolm X que alzaron su voz en contra de la masacre racial que vivió el gigante del Norte durante esas décadas también corrieron la misma suerte, el 21 de febrero de 1965, Malcolm recibió varias ráfagas de tiros cuando participaba en una reunión de la Organización de la Unidad Afroamericana, extrañamente lograron atrapar a uno solo de los asesinos, a pesar de que el recinto siempre estuvo fuertemente vigilado por la CIA y demás cuerpos policiales. Una de las frases más conocidas y vigentes de Malcolm es: “Si no estás prevenido ante los medios de comunicación te harán amar al opresor y odiar al oprimido”.

Malcolm X: “Si no estás prevenido ante los medios de comunicación te harán amar al opresor y odiar al oprimido”.

Lo mismo ocurrió con Martin Luther King quien fue abatido de un tiro en la cabeza por un francotirador mientras saludaba a sus seguidores desde el balcón del Motel Lorraine, el 4 de abril de 1968, cuatro años antes había recibido el Premio Nobel de la Paz y su fuerza de predica en la lucha anti racial cobraba cada vez más fuerza en la población, incluidos los blancos, lo cual significó una amenaza para los intereses del establishment norteamericano.

El asesinato de Martin Luther King representa el accionar del poder ante los intereses del establishment norteamericano

En Estados Unidos los poderes empresariales han constituido a lo largo de la historia una amenaza para el mundo entero, han sido responsables de la muerte de millones de ciudadanos inocentes en otras naciones y en su propio territorio, tanto es así que aún se cierne un oscuro misterio en cuanto a la caída de las Torres Gemelas. El 6 de febrero de 2013 el escritor Philip Marshall, fue hallado muerto en su casa junto a sus dos hijos, había escrito un libro sobre la verdad de este atentado y estaba a punto de publicar otro libro que arrojaría datos claves para la dilucidación de este hecho, el crimen aún no se ha resuelto.

Muchos pensadores han definido a esa nación como a una bestia sedienta de sangre, incluido el Premio Nobel de Literatura Harold Pinter quien afirmó que: “Estados Unidos, tantas veces descritos, casi siempre por ellos mismos, como el bastión de la democracia, la libertad y los valores cristianos (…) han sido desde hace mucho tiempo una fuerza profundamente peligrosa y agresiva, violadora del derecho internacional e indiferente a la suerte de millones de personas que sufren sus acciones”.

CD

EE.UU. busca apoyo en la Unión Europea para sancionar a Venezuela

Guarimba diplomática: EEUU prepara sanciones a funcionarios venezolanos

Artículos relacionados