Conozca de cerca al exdiplomático venezolano que renunció a su puesto ante la ONU

Isaías Arturo Medina, quien formara parte del cuerpo diplomático de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos hasta su renuncia como medida de “protesta” contra el gobierno nacional, figura entre los socios de una compañía inmobiliaria en Estados Unidos, que a través de ofertas fraudulentas atrae a inversionistas.

Así lo reveló una investigación difundida por el medio digital venezolano La Tabla, donde además se señala que la mencionada firma, Metrospaces, Inc., tiene su domicilio en el estado norteamericano de Delawere, que es un paraíso fiscal en suelo estadounidense.

La nota destaca que la empresa tiene proyectos de gran envergadura en países como México y Argentina, además de Venezuela, y que nunca ha finalizado.

Entre ellos está un hotel cuatro estrellas en la localidad de Pariaguán, estado Anzoátegui, al oriente del país, y el cual ofertan como el único capaz de cubrir la demanda que genera la Faja Petrolifera del Orinoco en dicha zona.

La llegada de Medina se dio a través de Oscar Antonio Brito Rojas, corredor de bolsa de origen venezolano y vicepresidente senior de la compañía. Brito, a través del diplomático, logró acceder al 60 por ciento de las acciones de la misma, luego de que este le vendiera 62 mil 500 de sus propias acciones, equivalentes al 10%.

En marzo del presente año, agrega La Tabla, la compañía emitió una nota informativa en la que “anuncia la reestructuración de sus activos venezolanos y negociaciones para adquirir negocios y proyectos inmobiliarios en los Estados Unidos”.

“La situación económica y política venezolana se ha deteriorado más rápido y más allá de lo que se ha anticipado”, dice la nota, en la que además alegaban igualmente que dicha situación imposibilitaba la conclusión de su proyecto, lo que, añade el portal venezolano, podría haber servido de excusa para el viraje político de Medina.

¿Quién es Isaías Arturo Medina?

El ya exdiplomático, de 51 años, es nieto del expresidente Isaías Medina Angarita, quien fuera derrocado en el año 1945 en un golpe de Estado promovido por el partido Acción Democrática.

Su padre, Isaías Medina Serfaty, cumplió varios períodos como senador por el partido de derecha Copei, en el período que precedió a la Revolución Bolivariana, conocido como IV República.

El abogado vivía en Porlamar, en la Isla de Margarita, Mar Caribe, hasta su ingreso en la Cancillería venezolana, de la mano del actual embajador en la ONU, Rafael Ramírez, quien era el representante de Exteriores en ese momento.

Este último ha calificado como deshonesta la actuación de su excolaborador, visto como un traidor por las autoridades venezolanas.

Escándalo en EEUU: ¿momento de negociación?

En enero de 2016, el hijo de Medina, menor de edad, chocó un vehículo Porsche mientras conducía a altas velocidades en Key Biscayne, Florida. Producto del impacto contra un árbol, falleció Daniela Benavides San Miguel (18), una estudiante colombiana.

Medina no tenía licencia y estaba bajo los efectos de la marihuana, por lo que fue procesado como adulto, se le fijó arresto domiciliario y una fianza de 100 mil dólares, aunque en noviembre fue capturado por presunta manipulación del dispositivo electrónico que monitoreaba sus movimientos.

Finalmente, La Tabla establece que “no se descarta que la detención de su hijo haya sido usado por las autoridades estadounidenses para presionar al diplomático y obtener un pronunciamiento político” contra el gobierno venezolano.

JI

Medio Oriente: EAU hackea medios cataríes / Daesh sigue perdiendo terreno / ONU alerta sobre Israel

Artículos relacionados