Una luz de esperanza

Tal cual pasó este domingo, las labores de rescate de los 12 niños y su entrenador de fútbol, atrapados en la cueva Tham Luang de Tailandia desde hace 17 días, fueron suspendidas ya que se terminó nuevamente el oxígeno con el que los buzos realizan el operativo de evacuación.

Hasta el momento, los esfuerzos se enfocarán en retomar el rescate lo más pronto posible, antes de que las lluvias se intensifiquen y compliquen el operativo, ya que la cueva donde se encuentran los niños se inunda con facilidad.

No obstante, el panorama ahora es más positivo, sobre todo porque ayer lograron sacar a cuatro niños y, como estaba planeado, este lunes fueron rescatados otros cuatro menores.

Resultado de imagen para rescate de niños atrapados en cueva de filipinas

En la cueva aún permanecen otros cuatro niños y su entrenador quienes serán evacuados entre este martes y miércoles, si no suceden cambios climáticos, pues los pronósticos señalan a que la temporada de lluvias se extenderá hasta, por lo menos, el próximo mes de octubre.

El primer ministro, Prayut Chan-o-cha, dio a conocer que a un buzo profesional le tomaba por lo menos 11 horas ir y venir al lugar donde se encuentran los niños (seis de ida y cinco de vuelta), aprovechando la corriente y además resaltó el riesgo de la operación.

Resultado de imagen para rescate de niños atrapados en cueva de filipinas

Entretanto, las familias de los otros 5 atrapados continúan a la espera de que se dé luz verde para que el operativo siga sin adversidades. Se debe tener en cuenta que son cuatro kilómetros de recorrido, con partes inundadas, entre el sitio en el que están los niños y donde los esperan sus familiares.

Hasta el momento no se ha detallado el estado de salud de los rescatados ni sus nombres o edad, solo que fueron trasladados al hospital de Chiang Rai en helicópteros para realizarles chequeos.

Plan rescate en marcha

MT

Artículos relacionados