Un canadiense activa la polémica en Air France

Tras asomarse la posibilidad que se designara al canadiense Benjamin Smith como presidente del gigante aéreo Air France-KLM, los sindicatos de los trabajadores de la aerolínea alzaron su voz en rechazo al posible nombramiento que hicieran los accionistas de la empresa.

Smith, hasta ahora número dos de Air Canada, consideran que es el más adecuado para sobrellevar la crisis que provocó la caída de su anterior gerente, Jean-Marc Janaillac por las huelgas de los sindicatos, indicaron fuentes ligadas a la aerolínea.

Por su parte, Philippe Evain, presidente SNPL, el principal sindicato de pilotos de Air France, es una mala idea la elección de Smith, pues creen que hace falta un dirigente que “conozca las particularidades del diálogo social francés, que domine los detalles del mercado aéreo europeo”, pero sobre todo, las fuerzas “enfrentadas entre las low-cost y las compañías históricas. Eso es muy diferente de lo que pasa en Canadá”.

Poco antes de que se hiciera público el nombre de Benjamnin Smith para llevar las riendas de la empresa, nueve sindicatos de Air France calificaron de inconcebible la nominación de un dirigente extranjero para una compañía “francesa que opera desde 1933”.

Por su parte, el consejo de administración compuesto por los accionistas  y en las que el Estado francés sigue teniendo una participación (del 14,3%), aseguran que el canadiense “tendrá como prioridad revitalizar Air France, darle al grupo un nuevo impulso estratégico y trabajar en una nueva estrategia de liderazgo con todos los equipos de Air France-KLM”.

 

Leer también

Francia paraliza su tren y su línea aérea principal

NP

Artículos relacionados