Ucrania usa armas de destrucción masiva en Donbass

El Comité de Investigación de Rusia asegura tener pruebas de que el Ejército de Ucrania usó armas de destrucción masiva, específicamente misiles Tochka-U, contra los civiles en Donetsk, en el este de Ucrania, lo que se traduce en crímenes de lesa humanidad.

«Hemos obtenido pruebas irrefutables de que el Ejército de Ucrania utilizó armas de destrucción masiva, misiles tácticos Tochka-U, contra la población civil durante el conflicto armado [en Donetsk]», se lee en el comunicado difundido este lunes.

La portavoz de dicho comité, Svetlana Petrenko, precisa que los ataques tuvieron lugar en las localidades de Novosvétlovka, Ternóvoye y Róvenki, escenario en los recientes días de intensos enfrentamientos entre el Ejército ucraniano y los separatistas, de donde los investigadores han obtenido pruebas irrefutables de los ataques ucranianos.

De acuerdo a los datos recolectados, los militares ucranianos usaron miles equipados con ojivas explosivas de alto poder y fragmentación, así como bombas de racimo contra los civiles de la región de Donbass.

“Una ojiva de alto poder explosivo detona generando más de 14.500 fragmentos y matando todo lo que está a 2-3 hectáreas a su alrededor. Misiles equipados con bombas de racimo eliminan a as personas y los vehículos livianos en espacios abiertos desde 3,5 a 7 hectáreas con hasta 15.200 fragmentos”, explicó Petrenko.

Petrenko recuerda que los tratados y leyes internacionales prohíben el uso de armas de este tipo, por lo que el Ejército de Ucrania violó el Convenio IV de Ginebra sobre la protección de los civiles en tiempos de guerra, así como los Acuerdos de Minsk.

Además, advierte de que el uso del Tochka-U demuestra que Kiev pretende aniquilar totalmente a la población y la infraestructura de las zonas bajo el control de los independentistas, y poner así fin al conflicto mediante la fuerza.

«El uso de Tochka-U demuestra que el Gobierno de Kiev pretende la aniquilación total de la población y de la infraestructura del sureste del país», ha dicho.

Las autoproclamadas repúblicas del este de Ucrania (Lugansk y Donetsk) son, desde 2014, escenario de enfrentamientos mortales entre las fuerzas independentistas y el Ejército ucraniano, choques que han dejado más de 9000 muertos y forzado a 1,6 millones de personas a abandonar sus hogares huyendo de la violencia.

Con información de Sputnik y Tass.

JA

Artículos relacionados