Triple Alianza acepta activar mecanismo de solución de controversias del Mercosur

Argentina, Brasil y Uruguay accedieron al pedido de Venezuela de activar el mecanismo de solución de controversias del Mercosur previsto en el Protocolo de Olivos, lo que permitirá que la diplomacia venezolana pueda defenderse del hostigamiento de la Triple Alianza (en referencia a Argentina, Brasil y Paraguay) el próximo 15 de diciembre en Montevideo, dijeron fuentes del gobierno uruguayo al diario El Observador.

Los gobiernos de Buenos Aires, Brasilia y Montevideo ya le notificaron a Caracas su posición favorable a la activación del mecanismo. Paraguay, que se opuso a esa posibilidad, decidió no formar parte de este proceso.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro solicitó la aplicación del mecanismo el 30 de noviembre, un día antes que se venciera el ultimátum que los socios fundadores le colocaron para que «regularizara» su situación en el bloque respecto a la incorporación de normas en su ordenamiento interno.

Cabe recordar que la supuesta expulsión de Venezuela se da luego de que las cancillerías de Argentina, Brasil y Paraguay determinaron que el país caribeño no se había ajustado a las normativas exigidas. El gobierno venezolano señala que de 1.224 normas vigentes, el 92% ha sido notificado a los miembros de Mercosur.

En la nota que envió al resto de los socios, Venezuela convocó al bloque para el lunes 12 de diciembre, fecha que resultaba inviable en tanto que no había sido acordada por todas las partes.

Ahora Uruguay, Brasil y Argentina proponen el 15 de diciembre y esa fecha deberá ser aceptada por todas las partes.

Uruguay manifestó desde un primer momento su posición de que el gobierno de Maduro tenía un legítimo derecho de acudir a este mecanismo a los efectos de que pudiera exponer sus argumentos. Pero esa no parecía ser la postura del resto de los socios en una primera instancia.

Presionados por la institucionalidad del bloque y por un antecedente fundamental (el mecanismo de solución de controversias se activó en 2012 a pedido de Paraguay luego de que fuera suspendido), los gobierno de Macri y Temer accedieron a que se abra esta instancia.

El primer paso previsto por el mecanismo son las negociaciones directas, que serán conducidas por los Coordinadores Nacionales del Grupo Mercado Común (GMC) de los estados parte en la controversia o por los representantes que ellos designen.

En caso que esas negociaciones no prosperen está prevista la posibilidad de un arbitraje.

La primera reunión será un día después que Argentina asuma la presidencia pro témpore del bloque. El gobierno argentino es quien hará las invitaciones para el Consejo del Mercosur y será quien determine si Venezuela participará o no de esa reunión.

Con información de El Observador (Uruguay)

JA

Artículos relacionados