¿Quién dice la verdad sobre Siria?

Mucho se habla sobre lo que realmente ocurre en Siria, específicamente en Alepo, segunda ciudad en importancia en ese país árabe, que recientemente ha sido librada de terroristas por el Ejército sirio y la Aviación rusa, quienes han acusado a la “oposición moderada” de ser los terroristas.

No obstante, de acuerdo a numerosos medios de comunicación con sede en Occidente (entiéndase Estados Unidos y Europa principalmente), las Fuerzas Armadas rusas bombardearon indiscriminadamente a los civiles sirios, mientras que la “oposición moderada” en Alepo son los “chicos buenos” que combaten al régimen de Bashar Al-Assad, quien se apoya en los rusos para atacar a su propia gente por levantarse en su contra.

Además, el pasado viernes el presidente saliente Barack Obama señaló en rueda de prensa que Estados Unidos había perdido la batalla en Siria y Alepo, y se atribuyó la derrota como un hecho personal, sin dejar dudas de su apoyo a “los opositores moderados” que operaban en la mencionada ciudad siria.

¿Quién dice la verdad? ¿Qué ocurrió realmente en Alepo? ¿Es posible que buena parte de Occidente esté siendo manipulado sobre lo que ocurre en Siria?

El portal web RT publicó un debate sobre este tema, que despeja estas incógnitas planteadas en el párrafo anterior. A continuación el texto íntegro:

La periodista independiente Eva Bartlett, que apuntó la semana pasada a que los medios de comunicación occidentales –o ‘mainstream’– informan sobre lo que ocurre en Siria de forma muy sesgada, ha debatido en RT acerca de la cobertura mediática del conflicto. La informadora canadiense ha destacado la importancia de basarse en fuentes informativas que se encuentren en el lugar de los hechos.

En un encendido debate, el periodista británico Dilly Hussain, que dirige el portal 5Pillars, ha acusado a Bartlett de presentar la realidad siria a través de una «imagen halagüeña del régimen de Al Assad» e incluso la ha tachado de «propagandista pro-Assad». Hussain ha insistido en que en la ofensiva de las fuerzas sirias en Alepo apoyada por Rusia muchos civiles se convirtieron en blancos de los ataques, según lo ‘confirmaron’ los videos y tuits de activistas desde la ciudad septentrional.

Por su parte, Bartlett ha cuestionado las fuentes citadas por Hussain. «Quisiera preguntar a nuestro invitado sobre los activistas que tuitean. ¿Se refiere a Bana al Abed de 7 años que tuitea en un inglés que no puede hablar a su edad por el hecho de que el inglés no es su lengua materna?», ha preguntado a su interlocutor la periodista canadiense, quien también ha recordado que otra fuente que a menudo es citada, los Cascos Blancos, «recibe financiación desde el Reino Unido, EE.UU. y la UE».

Batlett ha recordado que entre 90.000 y 150.000 personas han sido evacuadas de la zona oriental de Alepo y que sus testimonios «contradicen» la información difundida por medios occidentales, que se dedican a hacer de Bashar al Assad y el Ejército sirio como una de las principales amenazas para la paz en Siria. La periodista también ha afirmado que la información sobre la «masacre en el este de Alepo» de la que acusan a las fuerzas sirias y rusas procede de la ONU, la cual «no proporciona fuente alguna, ya que solo dice ‘nos han dicho'».

 

¿Quién amenaza a los civiles? ¿El Gobierno sirio o los terroristas?

«¿Ha prestado atención a los 11.000 civiles en Alepo que han sido matados por los terroristas de Al Nusra, Ahrar al Sham, Nour al Din al Zenki, el Ejército Libre Sirio y otras facciones militantes en Alepo oriental que utilizan a diario bombas de cilindros de gas, de calentadores de agua, atacan con misiles Grad y balas explosivas?», ha formulado Batlett al periodista británico citando datos de un médico que encabeza las investigaciones forenses y trabaja en una morgue de Alepo.

La periodista ha visitado Alepo en cuatro ocasiones, dos de ellas el pasado mes de noviembre, y asegura que para la población civil el problema son los terroristas. Quienes lograron huir de la ciudad le contaron que los «terroristas les impedían escapar de Alepo, los mataban de hambre privándolos de comida» y cuando estas personas consiguieron escapar a las zonas seguras de la urbe del norte sirio controladas por las fuerzas gubernamentales, recibieron alojamiento y asistencia médica.

En sus propios reportes Bartlett emplea los datos proporcionados por periodistas sirios y periodistas independientes que cubren la situación desde el lugar de los hechos y hablan con los civiles.

Artículos relacionados