Policía de Honduras se niega a reprimir a su pueblo

“No queremos estar reprimiendo más al pueblo, queremos que pare la confrontación en este país. Estamos para proteger a la gente”.

 

El Gobierno de Honduras prometió el pago de aguinaldos y aumentos para los organismos de seguridad, quienes mantienen una huelga negándose a reprimir a los ciudadanos durante el toque de queda. Como medida de protesta, los policías regresaron a sus cuarteles en las ciudades de Tegucigalpa, La Ceiba, San Pedro Sula, Santa Bárbara y Copán.

Hasta este martes, los miembros de las unidades policiales continuaban en la huelga pese a la promesa de aumentos y pagos mensuales.

Julián Pacheco Tinoco, ministro de Seguridad hondureño, informó que tienen listos los aumentos de las unidades de seguridad, así como un bono especial como recompensa del tiempo extra que han trabajado durante de las protestas que siguieron a las elecciones del 26N.

Estas promesas ocurren tras la negativa de cuerpos policiales, como Los Cobras, a reprimir a los ciudadanos hondureños durante el toque de queda impuesto por la situación electoral.

 

La semana pasada, fuertes protestas tuvieron lugar en algunas ciudades de Honduras en las que los manifestantes denunciaban fraude electoral y manipulación de los datos a favor de Juan Orlando Hernández.

El viernes el Gobierno decretó estado de excepción y toque de queda por diez días. Además se dio inicio al proceso de reconteo de votos en el que participaron observadores internacionales de la OEA y la UE.

 

 

Artículos relacionados