Ola de masacres conmociona a Colombia

El pueblo colombiano vivió este fin de semana cuatro nuevas masacres, ante la «ceguera» e indolencia del Gobierno de Iván Duque. Todas se registraron en regiones donde impera la «ley» del narcotráfico, de las guerrillas paramilitares y de las mafias locales.

Específicamente, Arauca, Cauca, Nariño y Antioquia fueron las regiones donde se ejecutaron las masacres de civiles. Al final, las últimas 72 horas dejan un trágico salgo de 20 personas asesinadas.

De acuerdo con Blu Radio, el viernes la Defensoría del Pueblo informó de la matanza de cinco personas en una zona rural de Arauca, en el departamento homónimo, fronterizo con Venezuela.

El Gobierno intenta lavarse las manos asegurando entre las primeras hipótesis que los autores fueron disidentes de las FARC-EP, por tratarse de «ladrones de ganado» que operaban en ambos países.

El mismo viernes, en el departamento de Nariño, seis personas fueron asesinadas en una zona rural de El Tambo. «Está confirmado. Son seis personas las que fueron asesinadas por desconocidos hoy (viernes) en (el caserío) Uribe», informó el alcalde de local, Carlos Vela.

Ya el fin de semana, otra lamentable masacre se ejecutó en el sector La Guayacana, municipio de Tumaco, en Nariño, nuevamente. Según medios colombianos, hombres armados asesinaron a seis jóvenes y desaparecieron a dos más.

«Se trata de seis personas jóvenes. Ya están investigando qué fue lo que ocurrió. Esperamos acciones contundentes para establecer qué está pasando en nuestro departamento”, dijo el gobernador John Rojas, en diálogo con BLU Radio.

La masacre más reciente ocurrió el domingo en Venecia, departamento de Antioquia. Allí, hombres armados dispararon contra una vivienda y asesinaron a tres jóvenes de 15, 18 y 19 años.

33 masacres en Colombia

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se han perpetrado 33 masacres en Colombia durante los primeros ocho meses de 2020. Mientras, la Policía Nacional dice que solo tienen constancia de 11 de esos eventos y las atribuyen a luchas por «control territorial», sobre todo, para conquistar rutas que les permitan traficar drogas y armas.

En Samaniego, departamento de Nariño, por ejemplo, días atrás asesinaron a ocho jóvenes que estaban en una fiesta. De acuerdo con las pesquisas iniciales, aunque los victimarios fueron solo en la búsqueda de tres personas, otras cinco fueron acribilladas a balazos sin razón alguna.

Este sábado, el presidente Duque visitó Samaniego para «solidarizarse» con las familias, pero fue recibido entre abucheos y pitidos, debido a su indolencia. El pueblo le critica que esté más pendiente de ejecutar un golpe de Estado contra Nicolás Maduro en Venezuela, en lugar de atender los miles de problemas que aquejas a la sociedad colombiana.

NB / VTactual

ONU se escandaliza por 33 masacres en Colombia durante 2020

Artículos relacionados