Lo último en la trama de Puigdemont y España

El expresidente de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont, quiere diálogo con el gobierno español buscando «resolver políticamente un problema que a todas luces es político».

«Queremos negociar. Este conflicto necesita diálogo. Siempre he querido una mediación internacional. Nuestro país lo necesita», aseguró este sábado Puigdemont durante una rueda de prensa.

«La decisión del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas brinda la oportunidad al Estado español de cambiar de estrategia, brinda la oportunidad de reforzar su imagen exterior, de reforzarla aportando soluciones», agregó el exmandatario catalán.

Así lo manifestó luego de salir de la prisión en la que se encontraba desde el pasado 25 de marzo en Alemania, donde deberá permanecer hasta que se dé por concluido el proceso judicial en su contra.

A pesar de que explicó que su intención es volver a Bélgica, adelantó que prevé seguir de visita en distintos países del continente europeo, con la finalidad de exponer la situación política catalana con respecto al Estado español.

Para él, este último ha «construido una narrativa ficticia para subvertir los resultados electorales y conseguir en los despachos y en las cárceles aquello que no han conseguido en las urnas».

Finalmente, consideró como inadmisible la actitud española de entorpecer las responsabilidades del Parlament sobre el nombramiento del presidente de la Generalitat, en particular sobre la postulación de Jordi Sánchez, acusado de sedición y cumpliendo prisión preventiva durante el proceso.

JI

Artículos relacionados