La explicación más miserable de Ana Julia Quezada

El sumario del caso de Gabriel Cruz, ha revelado nuevos detalles de la forma de actuar de Ana Julia Quezada durante la búsqueda, además trajo con una sorprendente declaración del exmarido, quien sospecha que la asesina del infante intentó envenenarlo cuando él contrató un seguro de vida.

Dicho sumario recoge una sorprendente declaración de Miguel Ángel, el exmarido de Ana Julia. Quien estuvo casado con la asesina confesa durante 17 años y es el padre de su hija Judith.

Miguel Ángel ha asegurado en su declaración que mientras estuvo con Quezada tuvo varias fiebres muy altas y enfermedades extrañas que los médicos no llegaron a determinar.

Imagen relacionada

«Yo tenía un seguro de vida vinculado al crédito hipotecario de la vivienda de la que era titular al 50% siendo el otro 50% de Ana Julia», indicó.

La mayoría de las cosas que la mujer contó a los agentes de la Unidad Central Operativa de Guardia Civil (UCO) eran puro artificio, una ilusión repleta de clichés y de lugares comunes con el fin de justificar su crimen.

Una macabra función teatral sostenida desde el momento que se subió con el niño en el coche para matarlo hasta que, casi dos semanas después, fue detenida cuando transportaba su cadáver en el coche.

Quezada, aseguró en su declaración, que se ha conocido con más a profundidad luego de levantarse el secreto de sumario, que mató al menor de manera accidental, mientras intentaba quitarle un hacha con la que estaba jugando. Según indicó a la Guardia Civil, mientras ella aireaba la casa, que olía a pintura, vio al niño jugando con un hacha en el exterior de la vivienda.

Acto seguido, indicó que le ordenó que la dejase y el niño comenzó a gritarle y a decirle que se volviese a su país y que quería que su padre estuviese con su madre.

Según la asesina confesa, el menor comenzó a insultarla y a decirle ‘negra fea’. Fue justo en ese momento, dijo, cuando al ir a quitarle el hacha le tapó la boca y la nariz sin querer, causándole la muerte.

Estas son las falsas versiones de Ana Julia Quezada sobre algunos de los acontecimientos relacionados con la desaparición y muerte del infante Cruz, de la que ella misma es la única autora y responsable. Quezada asegura que fue un accidente, sin embargo, los investigadores no se creen ni una sola palabra de todo ello.

MT

Artículos relacionados