#LoÚltimo Atentado contra Jacob Blake enciende protestas antirracistas en EEUU

En el condado de Kenosha, en Wisconsin, Estados Unidos, un policía blanco disparó siete veces contra un hombre afroamericano este domingo por la noche. El nombre de la víctima es Jacob Blake y este vil atentado pareciera encender nuevamente las protestas antirracistas en ese país.

Inmediatamente, el crimen generó inmediatamente disturbios y saqueos en la ciudad, momentos después de que apareciera en las redes sociales un vídeo del momento del suceso. En el vídeo un oficial de policía blanco dispara varios tiros a corta distancia por la espalda al hombre.

La víctima está internada en estado grave en el Hospital Froedtert, de Milwaukee. De momento, los agentes involucrados en este suceso fueron apartados de sus funciones. En cuanto a la investigación. está a cargo de la División de Investigación Criminal del Departamento de Justicia de Wisconsin.

Cómo se perpetró el crimen contra Jacob Blake

De acuerdo con medios locales, la policía se presentó por un presunto «incidente doméstico cerca del lugar donde ocurrió el suceso poco después.

«Esta noche, Jacob Blake recibió varios disparos por la espalda, a plena luz del día, en Kenosha, Wisconsin (…) Nos oponemos al uso excesivo de la fuerza y ​​la escalada inmediata cuando se trata de habitantes negros de Wisconsin», escribió el gobernador Tony Evers en Twitter.

«Si bien aún no tenemos todos los detalles, lo que sabemos con certeza es que no es el primer hombre o persona de raza negra que ha sido tiroteado, herido o asesinado sin piedad a manos de individuos en las fuerzas del orden en nuestro estado o nuestro país», agregó Evers en un comunicado.

En las imágenes difundidas por redes sociales se puede observar a tres agentes apuntando con sus armas a un hombre. El sujeto camina alrededor de una camioneta estacionada y cuando se dispone a abordarla recibió los siete tiros por la espalda, prácticamente a quemarropa.

Protestas y saqueos en Wisconsin

Clyde McLemore, un portavoz de la célula local del movimiento Black Lives Matter (BLM) declaró a medios locales: «La frustración está hirviendo hasta la cima y estamos enfermos y cansados».

En Kenosha, manifestantes atacaron un palacio de justicia y arrojaron ladrillos y cócteles mólotov a los agentes, reseñó Actualidad RT. También se reportaron incendios y saqueos, motivo por el cual la Policía decretó toque de queda. La respuesta de los manifestantes fue concentrarse frente al edificio de seguridad pública del condado y atacar los vehículos de policía.

Meses atrás, las protestas antirracistas estallaron en Estados Unidos y en otros países después de que el afroamericano George Floyd fuera asesinado bajo custodia policial en el estado vecino de Minnesota, en mayo pasado.

Un oficial de policía blanco presionó con su rodilla el cuello de Floyd contra el pavimento durante casi nueve minutos, lo que presuntamente llevó a la muerte al ciudadano.

NB / VTactual

Justicia alcanza al resto de policías cómplices del asesinato de George Floyd

Artículos relacionados