Grecia pide ayuda a sus vecinos para extinguir el fuego

Al menos 60 personas murieron y 156 resultaron heridas durante los graves incendios que se han declarado en Grecia, tres de ellos alrededor de Atenas, la capital del país.

Todos los fallecidos, entre los que hay adolescentes y niños, fueron hallados entre el puerto de Rafina -a unos 30 kilómetros de Atenas- y Nea Makri -situada unos 10 kilómetros más al norte-.

El Ministerio de Sanidad ha informado de que más de 100 personas tienen quemaduras de diverso grado y 11 se encuentran en estado crítico.

El ministro de Orden Público, Nikos Toskas, sugirió que los incendios pudieron haber sido provocados.

Las autoridades declararon el estado de emergencia después de que las llamas obligaron a evacuar tres pueblos y provocaron el corte de la autopista Olympia, una de las principales vías del país.

En Kineta -la zona en la que comenzaron los incendios- las autoridades desplegaron 74 vehículos con más de 150  bomberos. Además, cinco helicópteros y otros medios aéreos y terrestres

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, adelantó su regreso a Grecia desde Bosnia-Herzegovina para gestionar la situación. «No hay palabras para describir nuestros sentimientos en estos tiempos. El país vive una tragedia incalculable«, dijo.

Grecia decretó tres días de luto nacional y pidió ayuda internacional para hacer frente a las llamas.

Medios locales recuerdan que hace algo más de 10 años, en 2007, una serie de incendios arrasó el Peloponeso y la isla de Evia. Durante este evento murieron 77 personas.

ER

Revientan los termómetros al norte de Europa

 

Artículos relacionados