Ningún funcionario público en México puede ganar más que el presidente

En México este martes entró en vigencia la Ley Federal de Remuneraciones de los Servicios Públicos, que no permite a ningún servidor público ganar más que el presidente de ese país.

La ley también establece que ningún trabajador público puede tener una remuneración mayor o igual que a su superior, a no ser que asuma varios cargos.

Entre estos, a los miembros del Poder Judicial de la Federación, tribunales administrativos, la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía), la Presidencia y otros organismos como el Instituto Nacional Electoral (INE), el Banco de México, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Adicionalmente, con la entrada en vigor de esta ley se eliminarán las pensiones a los expresidentes en los futuros presupuestos de 2019.

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, que comenzará su mandato en diciembre, anunció en julio que ganará 108.000 pesos mensuales (unos 5.400 dólares), el equivalente al 40% de la nómina del actual mandatario, Enrique Peña Nieto.

CP

Represión antiimigrante se vuelve mortal en la frontera de México

Artículos relacionados