Fiscales de 11 países buscan cooperar por el capítulo internacional del Lava Jato

El fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, coordinador del encuentro, tendrá una segunda ronda de diálogo; en sus manos tiene la delación de 77 ejecutivos de la empresa de ingeniería Odebrecht que hicieron acuerdos con las autoridades de Brasil, Estados Unidos y Suiza para delatar sus delitos e indicar a los funcionarios públicos de una decena de países a los que se le habrían pagado sobornos o ventajas para obtener contratos de obras públicas.

En total, el Departamento de Justicia estadounidense informó que Odebrecht confesó haber pagado un total de 1.000 millones de dólares en sobornos por obras públicas de gran porte en los últimos 16 años en 12 países.

Además de Argentina y Brasil, participaron representantes de los ministerios públicos de Chile, Colombia, Ecuador, México, Panamá, Perú, Portugal, República Dominicana y Venezuela.

Habían sido invitados y no participaron fiscales de Antigua y Barbuda -donde Odebrecht adquirió un banco- Mozambique, El Salvador y Guatemala.

En ese marco, el fiscal Janot se reunió el pasado miércoles con el presidente Michel Temer en el Palacio del Planalto para que el Poder Ejecutivo acelere el envío de un acuerdo de cooperación con Suiza.

El fiscal general brasileño debe decidir si realiza acusaciones ante el Supremo Tribunal Federal contra las decenas de funcionarios incluidos en la delación premiada de Odebrecht, entre ellos el propio presidente Temer, citado por un ejecutivo de pedir dinero a la empresa de ingeniería más grande de América Latina para una campaña electoral.

En el marco de la Operación Lava Jato, el juez instructor del caso en el Supremo Tribunal Federal, Edson Fachin, ordenó este jueves el allanamiento en propiedades vinculadas a dos dirigentes del PMDB de Temer, el ex gobernador del estado amazónico de Pará Jader Barbalho y el senador Edson Lobao, ex ministro de Energía.

Con información de Telam.

BD

Artículos relacionados