Extraña muerte complica el caso Khashoggi

Extraña muerte complica el caso Khashoggi

El asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi es un caso cada vez más polémico, y la «accidental» muerte del teniente de las Fuerzas Armadas de Arabia Saudí, Mesal Saad Al Bostani, uno de los sospechosos del asesinato lo complica aún más.

Al Bostani murió en un accidente de tráfico en Riad, el sospechoso presuntamente llegó a Estambul el 2 de octubre en un avión privado y abandonó Turquía el mismo día por la noche. El accidente da un giro al caso que generó una importante fractura entre Turquía y Arabia Saudí, por la presunción de que se quiso callar al sospechoso.

Presuntamente el periodista Khashoggi fue torturado por agentes de seguridad saudíes que se deshicieron del cuerpo después de que muriera durante un interrogatorio.

Khashoggi fue torturado y desmembrado en 7 minutos

El huésped de la Casa Blanca, #DonaldTrump, quien se entromete en el caso y aprovecha el escenario para beneficio de su gobierno, envió al secretario de Estado, Mike Pompeo a Riad para reunirse con el rey Salmán bin Abdulaziz.

Cuando inició la investigación el gobierno de Arabia Saudí rechazó toda implicación en el caso y se desmarcó de responsabilidades en torno al asesinato, pero conformó con Turquía un grupo de investigación cuyos miembros ya realizaron las primeras pesquisas en el consulado.

Durante el registro del Consulado General de Arabia Saudí en Estambul, la policía turca encontró pruebas que indican que el periodista saudí fue asesinado, en siete minutos en los que fue desmembrado por un equipo forense, según relató a Middle East Eye una fuente turca que tiene acceso a la investigación.

EC

ONU firme contra Arabia Saudita en caso Khashoggi

Artículos relacionados