Candidato presidencial francés enfrenta escándalo y se disculpa

El candidato de la derecha francesa, François Fillon, prometió este lunes luchar por la presidencia de Francia, pese al escándalo por un supuesto falso empleo de su esposa que complicó sus aspiraciones electorales y lo relegó en las encuestas a poco menos de tres meses antes de los comicios.

Al anunciar que no retiraría su candidatura para las elecciones que tendrán lugar en dos vueltas el 23 de abril y el 7 de mayo, Fillon dijo: «Una nueva campaña empieza esta tarde (…) Soy el único candidato que puede llevar a cabo una recuperación nacional».

En conferencia de prensa en París, el candidato de 62 años pidió disculpas al país por lo que consideró un error de juicio respecto a la contratación de familiares como empleados, aunque dijo que su esposa realmente había trabajado durante 15 años como asistente parlamentaria.

Rechazó además, que su mujer no hubiese llevado a cabo propiamente sus deberes como asistente parlamentaria y aseguró que la campaña contra él y su esposa era excepcionalmente virulenta. Añadió que ella había trabajado para él de varias maneras y lo había representado en actos y eventos.

«Su trabajo fue vital para mi papel como representante electo (…) todo esto fue legal», dijo. Ha sido común que legisladores franceses empleen a esposas, hijos e incluso amantes en sus oficinas. Pero lo que era aceptable para el pueblo francés en el pasado ya no lo es, dijo Fillon.

«Fue un error, del que me arrepiento profundamente, y me disculpo con el pueblo francés», aseguró.

Antes de que un diario publicara a finales de enero que presuntamente su esposa Penelope recibió cientos de miles de euros del Estado por un trabajo que posiblemente nunca realizó, las encuestas mostraban a Fillon como el claro favorito a ganar la elección, por encima de la ultraderechista, Marine Le Pen.

Luego de la publicación, el ex primer ministro galo recibió fuertes críticas y llamados a abandonar la carrera presidencial, incluso por parte de miembros de su propio partido, Los Republicanos, para dar tiempo al partido a encontrar otro candidato.

Igualmente, sus índices de aprobación se han ido a pique y lo colocan virtualmente fuera de la contienda. Según un sondeo de Opinionway difundido este lunes, el independiente Emmanuel Macron ganaría la segunda vuelta contra la líder ultraderechista Marine Le Pen.

No obstante, el éxito de la campaña electoral de Fillon depende de cómo se desarrollen los hechos, según el analista político Frédéric Saint Clair.

«Si la investigación judicial no se le reprocha al candidato de manera recurrente durante la campaña, dejándole centrarse en su programa», entonces no tendrá mucho impacto, señaló Saint Clair, antiguo asesor del primer ministro francés Dominique de Villepin (2005-2007) y autor del libro recién salido ‘La refundación de la derecha’.

Por otro lado, «si los elementos aportados por el abogado de François Fillon a la justicia se considerasen insuficientes, si las audiencias no fuesen convincentes o si apareciesen nuevos elementos», la incidencia de este asunto sobre la campaña electoral «podría ser determinante» y acabar con las aspiraciones de Fillon, considera Saint Clair.

Con información de Reuters y Sputnik.

JA

Artículos relacionados