¿Asesinato de jefe de las FARC-EP en Colombia hará peligrar acuerdo de paz?

Este lunes fue encontrado sin vida el Jefe de milicias del Frente 18 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo, Jesús Adán Mazo.

Mazo se encontraba dormido en una vivienda ubicada a media cuadra de la escuela de Santa Lucía, a 400 metros de la Zona Veredal de Ituango, donde estaban reunidos los guerrilleros de las FARC-EP a la espera de su reincorporación a la vida civil.

Según narraron los vecinos era la una de la mañana cuando fuertes golpes en la puerta de la habitación despertaron a “Molina”, alias que usaba cuando era jefe de las milicias. Hombres armados lo sacaron de la vivienda y le dispararon tres veces.

La muerte de “Molina” sucede el día antes de la terminación de las Zonas Veredales Transitorias de Normalización y del inicio de la salida de los guerrilleros de los Territorios de Capacitación y Reincorporación, situación que hace temer a los habitantes de esa vereda, pues consideran este como “un mensaje muy claro y fatal para el proceso”.

CC

Artículos relacionados