Tercer partido más votado de Alemania bajo vigilancia por su ultraderechismo

El partido de ultraderecha Alternativa para Alemania (AfD por sus siglas en alemán) fue puesto bajo vigilancia por los servicios de inteligencia germanos, debido a sospechas de haber incurrido en prácticas extremistas penadas por la ley de ese país.

Thomas Haldenwang, jefe de los servicios de inteligencia federales, indicó que existen pruebas de que el AfD actúa en contra garantías constitucionales, entre ellas la dignidad de las personas. El partido quedó en tercer lugar en las elecciones federales de 2017 tras capitalizar el rechazo popular a la llegada de refugiados.

La decisión se conoce en un contexto político de tensión y polarización tras la entrada al Parlamento federal alemán de la extrema derecha por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial.

Alexander Gauland, líder de Alternativa para Alemania, rechazó los alegatos de las autoridades. «Creemos que lo que ha llevado a esto es el clima social y la presión política», afirmó.

El pasado 7 de enero el líder de AfD en Bremen, Frank Magnitz, fue atacado por asaltantes enmascarados que lo golpearon en la cabeza con un objeto. La agresión no es la primera que sufre un dirigente de este partido considerado xenófobo y euroeseptico.

YBV

Artículos relacionados