Venezuela exhuma los restos del doctor beatificado por el Vaticano

La iglesia le atribuye un milagro a una niña de 10 años que fue víctima de un disparo en la cabeza.

Los expertos forenses venezolanos exhumaron los restos de José Gregorio Hernández, cuyo decreto de beatificación fue firmado en junio por el Papa Francisco, como parte de los protocolos católicos romanos para verificar el estado del cuerpo y garantizar su preservación

El Vaticano anunció en junio la beatificación de Hernández, un médico conocido por tratar a los pobres durante la pandemia de gripe española hace un siglo. El decreto lo acerca un paso más a la santidad. Sus restos fueron exhumados en una ceremonia en una iglesia de Caracas, para «garantizar la preservación prolongada de su cuerpo», dijo la Conferencia Episcopal Venezolana en un comunicado.

La exhumación recogerá reliquias, incluyendo restos óseos y prendas de vestir, que serán distribuidas a las diócesis de Venezuela, a la Santa Sede y a los santuarios creados en otros países en honor a Hernández. El cardenal venezolano Baltazar Porras pidió que la beatificación «sea para nosotros el camino de la reconciliación», en una ceremonia ante un pequeño grupo de feligreses que fue transmitida por la televisión estatal.

Un médico ejemplar

Hernández nació en el estado andino de Trujillo en 1864 y fue conocido como el «doctor de los pobres» por visitar a los enfermos en Caracas durante la pandemia de gripe española. Murió en 1919 después de ser atropellado por un coche, cuando entró en una farmacia de Caracas para comprar medicinas para un paciente anciano al que había visitado poco antes.

doctor beatificado
Parte de su indumentaria será distribuida entre la diócesis venezolana y la Santa Sede.

Tan pronto como se fue, fue atropellado por uno de los pocos coches que circulaban en ese momento. Transportado al hospital, recibió la Unción de los Enfermos y murió poco después. Parece ser hasta ahora uno de los pocos candidatos a la gloria de los altares que ha sido víctima de un accidente de tráfico. El rito de beatificación está programado para el primer trimestre de 2021

Un milagro reconocido por la iglesia

La beatificación por la Iglesia Católica Romana requiere vincular al futuro santo con un milagro, que normalmente toma la forma de una curación que considera médicamente inexplicable. La iglesia citó a Yaxury Solorzano, una niña que en 2017 desafió las predicciones de los médicos de que moriría o sería incapaz de caminar y hablar después de recibir un disparo en la cabeza tras un intento de robo. Tenía 10 años en ese momento.

Se decía que la madre de Solorzano había rezado a Hernández para que salvara la vida de su hija, que salió del hospital varias semanas después tras recuperarse totalmente de sus heridas. El médico venezolano dedicó su vida al servicio de los más pobres y de todos aquellos que lo necesitaban, demostrando ser un gran profesional de la medicina, científico, pensador y sobre todo un ferviente creyente en Dios.

Artículos relacionados