Tras la cortina de la seguridad y la defensa Gobierno de Guyana y Comando Sur de EEUU se reúnen

El presidente de Guyana, David Granger, recibió a una delegación del gobierno estadounidense, encabezada por el Jefe del Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOM), Teniente General Joseph DiSalvo y el embajador de EEUU en ese país sudamericano, Perry Holloway, durante la semana pasada, informó una nota de prensa de la Presidencia guyanesa, reseñada por medios locales.

Front-Pag-696x456Durante la reunión, Granger y DiSalvo conversaron sobre la seguridad regional en relación con los crímenes transnacionales y el fortalecimiento de los mecanismos regionales de seguridad. El Jefe de Estado también actualizó a la delegación sobre la controversia fronteriza entre Guyana y Venezuela y sobre la agenda estatal “verde” del país.

Según la nota, el Teniente General indicó que con el crecimiento de la economía guyanesa, como resultado del desarrollo de su industria petrolera, el país tendrá que afrontar mayores retos en materia de seguridad por lo que brindó su total respaldo, en especial hacia todo lo concerniente a la formulación de un nuevo programa de defensa nacional.

Desde que David Granger asumiera la presidencia de su país, los gobiernos de Venezuela y de Guyana mantienen una tensa relación, en vista a la posición belicosa de Granger con respecto a la controversia limítrofe sobre la Guayana Esequiba, territorio despojado de Venezuela por parte del Reino Unido mediante el Laudo Arbitral de París de 1899, proceso que, según numerosos historiadores y diplomáticos, estuvo plagado de vicios, errores y defectos de todo tipo, entre ellos la falta de examinación de los puntos jurídicos y exceso de poder.

La disputa se da sobre un territorio que se extiende por más de 159 mil kilómetros cuadrados que contiene invaluables depósitos de minerales e hidrocarburos, los cuales pretenden ser explotados por la actual administración guyanesa, sin el visto bueno de Venezuela y sin resolver el conflicto fronterizo ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Es probable que las declaraciones del Jefe del Comando Sur sobre su respaldo al presidente Granger no sean bien vistas por parte del gobierno venezolano debido al largo historial injerencista y oportunista del gobierno estadounidense, al defender sus intereses particulares en nombre de la democracia o de sus aliados regionales.

JA

Artículos relacionados