7 razones por las que hay menos periodistas asesinados en 2019

En las escuelas de periodismo alrededor del mundo, la formación no incluye mayor información acerca de los riesgos que supone ejercer esta noble labor. Los asesinatos de periodistas alrededor del mundo son un balance trágico que no sólo acaba con la vida de seres humanos, sino con el derecho a informar, informarse y opinar.

Este año, sin embargo, la cifra de periodistas asesinados se redujo de manera importante, pero en este trabajo de VTactual te invitamos a revisar la lista de 7 razones por las que este hecho no ofrece muchas razones para celebrar.

7. México sigue a la cabeza

En 2018 la cifra total de periodistas muertos fue de 87, y hasta los primeros días de diciembre la cifra se detuvo en 49 para 2019. De ellos 10 eran mexicanos. La guerra interna declarada por los carteles de la droga, sigue siendo el principal motivo de persecución, amenazas y muerte de periodistas en el país azteca. México sigue por encima de Siria, Afganistán, Somalia y Pakistán, que tienen conflictos bélicos internos y externos.

6. Países donde no hay guerra siguen en la lista

Los 49 profesionales de la comunicación asesinados este año, es la cifra más baja en los últimos 16, pero el fenómeno tiene varias aristas para analizar. Países como México, China o Egipto, están incluidos en la lista de países que no tienen guerras, pero sí periodistas asesinados.

5. Menos corresponsales de guerra

Este año aparece un dato curioso en la revisión de la cantidad de periodistas asesinados. Reporteros Sin Fronteras (RSF), organización encargada de este balance, detectó que en 2019 hubo menos periodistas en las zonas de conflicto, o que éstos han aprendido a cuidarse mejor. Otro dato que aporta el estudio refleja que este año ningún periodista murió en una misión al extranjero, todos murieron en su propio país.

4. Cambio de oficio

El informe de RSF demuestra como el temor está venciendo al derecho a la información. El responsable de prensa de esta organización, Juliane Matthey, dijo que “muchos periodistas han cambiado de trabajo debido a la inestable situación”. El diagnóstico sugiere que el legítimo miedo a perder la vida o poner en riesgo la de sus familias, ha llevado a muchos periodistas a abandonar el oficio.

3. Más periodistas presos

Muchos pensarán que es mejor cambiar una tumba por la cárcel en el tema de los periodistas afectados por hacer su trabajo. Y aunque materialmente es lógico pensarlo, la cifra de periodistas encarcelados se abultó en 2019 y alcanzó los 389 comunicadores tras las rejas por hacer su trabajo. China, Egipto y Arabia Saudita encabezan esta lista.

2. Siguen los secuestros

En 2019 RSF identificó un total de 57 periodistas secuestrados en manos de grupos irregulares. Esta cifra, ligeramente inferior a los 60 del año pasado, se sigue concentrando en países como Siria, Yemen, Irak y Ucrania.

1. Amenazas e intimidación

En conclusión, el informe de RSF revela ciertamente una reducción significativa de la cifra de periodistas asesinados, pero ello ha ido en detrimento de las libertades en el ejercicio de la profesión y de los derechos humanos de los comunicadores. La intimidación y la amenaza es una de las armas utilizadas contra los informadores.

RB/VTactual.com

Continúa matanza de periodistas en México

Artículos relacionados