El muro contra la pobreza sigue levantándose en EE.UU.

El muro fronterizo entre Estados Unidos y México sigue sumando kilómetros de construcción. Ni las pruebas de la crueldad con la que el gobierno federal trata a los migrantes, ni los daños psicológicos causados a miles de niños separados de sus padres, ni los muertos en manos de la Guardia Fronteriza, han logrado detener las políticas de Washington contra las personas a las que ellos mismos le venden el sueño americano.

En esa dirección se han producido las declaraciones del presidente de EEUU, #DonaldTrump, quien aseguró que para finales del año 2020, su país habrá construido 800 kilómetros nuevos del muro fronterizo entre ambas naciones. “Estamos construyendo el muro, y lo estamos haciendo de una forma expedita. Tendremos para finales del próximo año cerca de 500 millas (unos 805 kilómetros) de muro”, dijo.

El magnate aseguró que están tomando dinero “de todas partes” para acelerar esta construcción, ya que el Partido Demócrata se niega a prestar apoyo a esta medida restrictiva del paso de migrantes al país norteamericano.

El muro del siglo XXI

Si ya era vergonzoso el muro de Berlín, que por décadas separó ideológicamente a un país y al mundo entero, en pleno siglo XXI, en el que se suponen superadas aquellas barreras, hoy se levanta un muro todavía más cruel, y que separa al mundo por su condición socioeconómica. Es conocido que un migrante con mucho dinero, no tendrá el mismo trato que uno que llegue cruzando la frontera con lo que lleva puesto.

Para impedir el paso de estos “indeseables”, el gobernante estadounidense ofreció la construcción de un muro de 3200 kilómetros, para lo cual la Corte Suprema ya aprobó el traspaso de 2500 millones de dólares del Pentágono para la construcción del muro.

RB

Artículos relacionados