7 Movimientos de la Contracultura en EE. UU.

La Historia de los Estados Unidos en la segunda mitad del siglo XX estuvo marcada por décadas de ebullición social. La guerra de Vietnam, el vacío espiritual de la pequeña burguesía ilustrada, la violencia supremacista blanca, el conservadurismo religioso son el caldo de cultivo para que toda una generación de jóvenes soñadores buscase salidas alternativas “antisistema”. Esa juventud, cansada y sin esperanzas de que el establishment pudiera resolver el problema de fondo, va creando expresiones artísticas, literarias y filosóficas que se contraponen a la cultura dominante.

La contracultura o los movimientos Underground, en muchos casos, resultaron alternativas escapistas, modas del momento y hasta oportunidades de lucro; mercancías que alimentan la vorágine capitalista. Sin embargo, aun sin lograr romper con el sistema, también representaron un genuino sentimiento de rechazo a los valores, ideologías y represiones impuestas por el sistema hegemónico. Presentamos una lista de 7 movimientos contracultura que fueron historia en los Estados Unidos.

7. El trascendentalismo

Los movimientos contraculturales del siglo XX no se sucintaron por generación espontánea, tienen raíces muy profundas en el siglo XIX.

Los movimientos contraculturales de los años 50 y 60 estaban relacionados con corrientes filosóficas anteriores que propugnaban la desobediencia civil, el rechazo al “materialismo”, la exaltación a la naturaleza, la intuición y el espíritu. Es el caso de los trascendentalistas surgieron en el Siglo XIX y puede considerarse como una expresión temprana del anarquismo en EEUU. Inspirados por el romanticismo alemán de Kant y Schelling, sus mayores exponentes fueron Ralph Waldo Emerson, David Henri Thorau, y Walt Whitman.

6. La generación Beat

“beat” de cansado o abatido por el sistema era una expresión utilizada por la comunidad afroamericana . La novela “En el Camino” de Jack Kerouac, publicada en 1957 es un manifiesto dirigido a la juventud rebelde.

En los años 50 se desarrolló la antesala del movimiento hippie bajo las plumas de Allen Ginsberg, William burroughs y Jack Kerouac. “La generación Beat” era un movimiento literario que cuestionaba el conservadurismo norteamericano, fomentaba el consumo de drogas, la meditación, el estudio de la cultura oriental y la liberación sexual. El “yo” siempre estaba por encima del “qué dirán de mi”. Convirtieron su poesía en ideas que debían trasformar al mundo.

5. Hippies

Las reivindicaciones del movimiento hippie eran claras: derechos civiles e igualdad, respeto al ambiente, alto a la violencia, paz y amor, sexo y amor libre, no a la discriminación racial y sexual, comunas autosustentables…

En los años 60 la juventud se rebelaba contra la guerra de Vietnam, la mentira del “sueño americano” y las tradiciones conservadoras. Los hippies continuaron lo que “la generación Beat” había comenzado.  Nacidos en San Francisco se extenderían por muchos países del planeta, siendo partícipes de jornadas como las insurrecciones de mayo de 1968. Fue un movimiento hermoso y poderoso que al no contar con una salida clara del sistema terminaron sucumbiendo ante sus propias contradicciones. La búsqueda de drogas, sexo libre, y diversión sin conciencia social fueron claves en su declive. El sistema supo corromper al movimiento desde adentro.

4. Los diggers

También hacían obras de teatro. No solo criticaban y se oponían a la opresión del sistema. También denunciaban aquello que andaba mal en el propio movimiento hippie

Este grupo radical de acción comunitaria adoptó su nombre de las comunidades inglesas que colectivizaban la tierra en beneficio de los más necesitados. Pretendían eliminar el dinero y la propiedad privada promoviendo la colectividad y el arte. Abrieron tiendas de ropa gratuita, quemaron fajos de billetes, improvisaron comedores para los pobres y realizaban campañas de agitación. El “American Style of Life” tan naturalizado en nuestros días era sumamente cuestionado en sus obras de teatro. Ante la decadencia y desgaste del movimiento hippie llevaron acabo la obra “la muerte del hippie” un ataque a la ficción de hippie creada por los medios y los emporios comerciales.

3. Las Panteras Negras

“No es parte de la naturaleza de la pantera atacar primero, pero cuando es atacada y acorralada, ella responde de forma violenta y acaba con su agresor” explicaban los integrantes de las Autodefensa  «Panteras Negras» (Black Panther Party)

Hablar de contracultura es también hablar de luchas antirracistas. En EEUU emergieron dos formas muy concretas de atacar la supremacía blanca: Los métodos de la “no violencia” impulsados por Martin Luther King y la autodefensa armada de las panteras negras. La violencia blanca contra la comunidad afroamericana era respondida con fusil en mano por las panteras negras. Las diferencias internas entre sus dirigentes y un plan sistemático del FBI provocaron el final de esta organización. Aunque defendían la lucha de clases como único camino para la liberación afroamericana no dirigieron sus actividades dentro de las fábricas y las luchas obreras.

2. Los Weathermen

Bernardine Dohrn y Mike Klonsky publicaron un manifiesto llamado “Hacia un movimiento juvenil Revolucionario” en el que ponían a la juventud trabajadora como la principal fuerza para concienciar a la clase obrera y derrocar al capitalismo.

La decepción pacifista de los años 60 dio paso a la violencia extremista de grupos de izquierda hasta mediados de los 70. Los Weathermen, quienes debían su nombre a una canción de Bob Dylan, reivindicaban los métodos guerrilleros, repudiaban la guerra de Vietnam y defendían las luchas de las panteras negras, el amor libre y la bisexualidad. Serían el fruto de una división en la “students for a democratic society”. La idea era crear una organización clandestina que derrumbara al gobierno por medio de la acción directa, luchando contra todas las formas de discriminación. Su foquismo extremista y falta de unidad con las masas proletarias seria su perdición.

1. El festival de Woodstock

Estos fueron algunos de los cantantes que participaron en Woodstock: Jimi Hendrix, Janis Joplin, Joe Cocker, Santana, Ravi Shankar, Melanie, Jefferson Airplane, Richie Havens, entre otros.

Aunque no sea un movimiento y estuvo impulsado por el afán de lucro de 4 inversionistas, su convocatoria revela el poder de los movimientos Underground  de los años 60. Los realizadores esperaban un aforo de 200.000 personas, pero en realidad asistieron más de 500.000 jóvenes. La cantidad de gente terminó por convertir al concierto en un encuentro gratuito. El espíritu que reinó durante sus 3 días fue una energía llena de pacifismo, devolución por la naturaleza, amor y rechazo a la opresión de lo establecido. Era el espíritu de una sociedad que aún no termina de nacer en medio de un sistema que se resiste a morir.

JJD/VTActual.com

7 asesinatos de famosos en los que la CIA ha estado involucrada

Artículos relacionados