#Análisis Modelo educativo privado en Venezuela: de lo convencional a lo desconocido

La nueva normalidad que ha originado pandemia, nos trae también nuevas formas de vivir y sobrevivir.  En Venezuela un nuevo modelo educativo es una de las consecuencias que ha dejado la situación que se vive en el mundo con el Covid-19 . Aunque es un proceso «temporal», este ya comienza hacer estragos en la población.

Docentes sin empleos, alumnos desmotivados, colegios desolados y padres desorientados es parte del panorama que se presenta ante el próximo año escolar. A solo un mes de comenzar las actividades escolares las dudas son las mismas. Pese a que el Ejecutivo nacional anunció que las clases serán a distancia los involucrados en la educación del país no tienen las reglas claras.

Una de las secuelas que ha causado este cambio es que las instituciones privadas han decidido reducir personal. En tanto que en los planteles públicos se mantiene el personal laboral ya que el Estado se responsabiliza por el pago.

Esto no depende solo de la capacidad de los colegios de pagar a los docentes. También obedece a la realidad de cada uno de ellos. Con el nuevo modelo educativo implementado en Venezuela, el trabajo a distancia no puede ser asumido por todos debido a las varias dificultades, entre ellas, la conexión.

Modelo educativo privado en Venezuela busca alternativas

Según la Asociación Nacional de Institutos Educativos Privados (Andiep) los colegios privados están aplicando un plan de psicoafectividad, avalado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia o (Unicef). Esto se trata de emplear dinámicas diferentes a las desarrolladas en aulas de clases para poder llevar el mensaje a los alumnos.

Sin embargo, lo expuesto anteriormente parece ser una tarea difícil. Un dato importante a citar , es que el sistema educativo privado de Venezuela cuenta con 1 millón 300 mil estudiantes aproximadamente, según la Andiep. Pero cada sector de la población tiene realidades distintas y no todos tiene acceso a un sistema tecnológico para avanzar.

Johana Marra, integrante de la Zona Educativa dos del Distrito Capital, en Caracas, asegura que la situación es confusa. Aplicar un nuevo modelo educativo en Venezuela vas más allá de la voluntad.

«Hay mucho desconocimiento de cómo se deberán ampliar las clases este año. En especial para los nuevos alumnos», dice. A su vez  explica que en el caso de los maternales y preescolares el 80% de la población ha preferido no incluirlos en el sistema educativo.

«Ante un panorama donde los padres pasan a ser los docentes no es rentable pagar un colegio si igual vas a tener a los niños en casa. Sin embargo, lo que los padres no consideran en que no es lo mismo enseñar por su cuenta que tener la asesoría de los docentes, así sea a distancia», manifiesta.

Agrega que la capacidad de respuesta ante la pandemia no ha sido la misma a nivel educativo. «En los planteles educativos se ve mucho la figura del padre incrédulo, en especial de los jóvenes que entran a nivel medio o de los que ingresan a primaria», precisa.

Rechazo al incremento de la educación

Otra de las razones que ha golpeado el modelo educativo en Venezuela es el incremento de las matriculas. Ante la inflación, docentes exigen un aumento en los salarios, mientras que los padres argumentan que no pueden pagar un incremento por la misma razón, además porque los estudiantes no están recibiendo la misma educación y parte de la responsabilidad recae sobre los representantes.

Esta semana diversas instituciones anunciaron el nuevo pago de las matricula para el año escolar 2020-2021. El excesivo costo generó el rechazo de los representantes, ya que muchos de ellos no están percibiendo un sueldo durante la cuarentena.

Buscan soluciones ante nuevo modelo educativo

El escenario educativo no solo se ha visto afectado en Venezuela  y es que a nivel mundial el tema es preocupante. El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU),  António Guterres, llamó a priorizar la reapertura de las escuelas.

A través de un video dirigido a los gobiernos del mundo, pidió activar las clases en cuanto tengan controlado el Coronavirus.

De acuerdo con el máximo ente mundial, si no se garantiza el regreso a las aulas, el cierre prolongado de los centros educativos podría generar una «catástrofe generacional».

«Modelo educativo privado en Venezuela en insostenible»

Ligia Ojeda, directora del colegio Terapaima en la parroquia Sucre de Caracas, asegura que es insostenible mantener una institución privada.

«Para mantener el modelo educativo privado es necesario invertir en él y con la paralización económica es imposible». Expresa que ante la situación no se puede obligar a los representantes a cancelar las mensualidades.

En contra parte Valentina Missel, representante de esa institución sostiene que la calidad del sistema no es el mismo.

«No podemos pagar lo mismo por una o dos clases que pasan por teléfono, no es la misma supervisión. También tenemos que lidiar con el hecho de que muchos de nosotros no tenemos el suficiente conocimiento para enseñar», explica.

El pasado julio, el presidente de Venezuela Nicolás Maduro anunció que el próximo 16 de septiembre inicia el lapso escolar 2020-2021 bajo la modalidad «Cada Familia Una Escuela». Programa auspiciado por el Ejecutivo ante la pandemia.

«Vamos iniciar el año escolar 2020-2021 el 16 de septiembre bajo la modalidad Cada Familia Una Escuela. Venezuela va a aplicar modalidades tecnológicas para el nuevo año escolar hasta nuevo aviso», comunicó el gobernarte venezolano.

 

NB/VTactual.com

#VTactualReportaje ¿Desaparecerá la educación privada en Venezuela?

Artículos relacionados