Mediáticamente se politiza la aparición de la difteria en Venezuela

El espacio médico ha sido politizado. VTactual exhorta a la pronta recuperación de los servicios sanatorios para hallar resolución a los casos.

La rara enfermedad no aparecía de forma epidémica en nuestro país desde 1994, actualmente, se han proliferado nuevos casos que partieron desde el estado Bolívar y han estado haciendo mucho ruido en las distintas regiones del país.

La Organización Panamericana de La Salud (OPS) informó y alertó a distintas organizaciones nacionales sobre el brote que esta presentando la nación e invitó a los entes principales adscritos al Ministerio de Salud a tomar cartas en el asunto para solucionar rápidamente la epidemia.

El máximo ente de la salud en Venezuela no se pronunció y no intentó mediante algún comunicado pronunciarse ante los casos reportados lo que desató una ola de críticas y señalamientos de parte de, no solo la oposición venezolana, sino de la comunicación internacional y sus medios dejando expuesta la calidad de la sanidad nacional y abriendo espacio para la teoría sobre una crisis humanitaria.

Olvidando completamente el objetivo, la oposición venezolana se sumó en una campaña mediática donde solo se encargó de llenar los titulares internacionales, fomentando la aparición de los traficantes de la salud, quienes incrementaron la imposibilidad de hallar una solución rápida al brote y desatando la desesperación del pueblo.

Bolívar, Caracas, Miranda, Zulia y recientemente Valencia han sufrido casos de la rara enfermedad que pone en alerta roja a todos los centros hospitalarios. Estos, imposibilitados de poder ofrecer una atención rápida, toman medidas como la del siguiente comunicado.

Esta imagen fue divulgada por el ex director de protección civil del estado Carabobo y es una reseña a tomar en cuenta sobre las situaciones en los hospitales actualmente.

La Red Defendamos la Epidemiología Nacional y la Sociedad Venezolana de Salud Pública denuncian que los casos de difteria siguen en aumento debido a las faltas políticas del Estado para atacarla y la escasez de vacunas debido a la guerra económica.

Este gráfico muestra cómo apenas a mitad del año en curso ya los casos habían aumentado.

La guerra económica, más la pronunciación del Ministerio de Salud para poner fin al caso ha desatado un síntoma de desesperación en los hospitales afectados. Las distintas organizaciones han exhortado al máximo ente a emitir las cifras actuales hasta la fecha, y comenzar el trabajo en conjunto para poner fin a una temible enfermedad.

KH

 

Artículos relacionados